23 de marzo de 2019
23.03.2019

El puerto del Molinar se vacía

Los socios del Club han comenzado a trasladar sus barcas al Portitxol - La Policía Portuaria se encarga de entregar las llaves a los amarristas

23.03.2019 | 18:50
El puerto del Molinar ha registrado movimientos desde la mañana.

Los socios del Club Marítimo Molinar de Levante (CMML) han comenzado a retirar sus barcas del puerto este sábado, después de que la Autoridad Portuaria de Balears les diera un ultimátum este viernes. La Policía Portuaria es la encargada de entregarles las llaves de los pantalanes en el Portitxol, a los que a media tarde ya habían sido trasladadas casi una treintena de embarcaciones.

Las instalaciones del puerto del Molinar, para las que hay un proyecto de reforma inminente, están mucho más vacías que en días anteriores, después de que los socios hayan atendido al aviso de la Autoridad Portuaria, que ante el retraso en la retirada de pertenencias y barcas se ha visto obligada a publicar anuncios en prensa y a colgar carteles en los pantalanes.

Un portavoz de la APB ha explicado que también se han visto obligados a recuperar las copias de llaves que habían entregado al Club Marítimo hace días, para que los amarristas pudieran acceder a las instalaciones del Portitxol, en vista de que la junta directiva del Club no estaba entregando las copias a sus socios y estaba dando mensajes contradictorios a los afectados.

Durante este fin de semana, un operativo de la Policía Portuaria se encarga de entregar estas llaves a los socios del Molinar para que puedan utilizar las instalaciones habilitadas en el Portitxol, donde hay pantalanes flotantes y un espacio en el secadero de redes, también para guardar embarcaciones y para oficinas.

Pese a que la fecha límite dada por la APB para trasladar las barcas es este sábado, fuentes oficiales han confirmado que los socios podrán retirar sus barcas durante todo el fin de semana. El lunes se evaluará la situación y se organizará el dispositivo para trasladar las barcas y bienes de particulares que aún queden en las instalaciones del Molinar, cuyo coste repercutirá en los respectivos propietarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!