13 de marzo de 2019
13.03.2019
Barrios

Los vecinos de Amanecer, "hartos" de la dejadez y abandono de su barrio

La basura se acumula bajo el puente peatonal que conecta con el hipódromo, donde viven algunas personas - El nuevo polideportivo sigue cerrado y lleno de pintadas

13.03.2019 | 12:13
Los vecinos de Amanecer, "hartos" de la dejadez y abandono de su barrio

Los vecinos de Amanecer están "hartos" del abandono que sufre su barrio. Y como muestra de lo que se quejan, la asociación vecinal ha publicado una serie de fotografías en las que se puede ver la acumulación de basura en algunas zonas, los graves desperfectos en aceras, con tapas de arquetas de alcantarillado descolocadas, hierbas que surgen en las grietas del pavimento y, también, los grafitis que han cubierto las paredes del polideportivo que está a la espera de ser abierto.

Bajo el puente que cruza la vía de cintura y conecta con el hipódromo de Son Pardo, junto al convento de las Hermanas Salesas, se acumula una gran cantidad de basura, restos de animales muertos, material inflamable y entre todos esos desperdicios viven algunas personas sin techo, advierte la Asociación de Vecinos Amanecer. La situación no es nueva, se remonta a unos dos años y, según indican los residentes, se ha informado al Ayuntamiento, que les ha respondido que era competencia del Consell de Mallorca. Tampoco esta institución ha tomado medidas al respecto, ha denunciado el presidente de los vecinos, Mateu Pericás.

"Queremos más espacios verdes, un parque con zonas de ocio y de tiempo libre sin tráfico rodado, un lugar ejemplar y modélico, un barrio limpio, sin barreras de ningún tipo", reivindican los vecinos.

Su hartazgo también tiene que ver con la carencia de infraestructuras sociales. No tienen casal de barrio, tampoco local para jóvenes ni centro para mayores, pese a que, aseguran, el Ayuntamiento dispone de cuatro solares y dos locales de su propiedad. "Durante todos estos años que hemos pedido un casal de barri, las excusas siempre han sido las mismas, no hay presupuesto, no habéis hecho el projecto participativo, no hay cobertura para un proyecto como este...", se quejan.

El polideportivo, cerrado

La guinda a su pastel la ha puesto la construcción del nuevo polideportivo, conocido como el de Son Oliva, y que lleva más de un año acabado y esperando a ser inaugurado y utilizado. En este tiempo de espera, debido a que el Ayuntamiento no había recepcionado las obras de urbanización de la zona, el pabellón ha sufrido actos vandálicos, roturas de cristales y pintadas.

El pasado mes de octubre, el regidor de Urbanismo, José Hila, anunció que ya se había recepcionado la urbanización de Son Ferragut y que esto permitiría poner en funcionamiento el polideportivo.

Varios meses después, la instalación continúa cerrada y, según los vecinos, sin vigilancia, pese a que el Institut Municipal de l'Esport (IME) anunció en septiembre que contrataría seguridad privada para evitar su degradación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!