09 de marzo de 2019
09.03.2019
Bienestar animal

El tripartito de Cort rectifica su propia ordenanza de mascotas y presenta hasta 25 cambios en el texto

El nuevo articulado elimina la prohibición inicial de la tenencia en la ciudad de palomas mensajeras y obliga a que las esterilizaciones de perros y gatos se realicen por profesionales autorizados y bajo prescripción veterinaria - Ciudadanos lamenta la ausencia de consenso previo

08.03.2019 | 22:11

El tripartito de Cort ha rectificado su propia ordenanza para la tenencia y el bienestar de los animales de familia y domésticos en la sociedad urbana y ha presentado hasta 25 enmiendas al articulado aprobado apenas hace dos semanas por la junta de gobierno local.

Las enmiendas presentadas por los grupos municipales del PSOE, Més y Podemos, a juicio del concejal de Ciudadanos, Bartomeu Cañellas, "son el claro ejemplo de que el texto no ha sido consensuado con los sectores afectados, puesto que estas rectificaciones de producen después de haberse reunido con asociaciones animalistas".

Si bien la mayoría de propuestas de cambio se refieren a aclaraciones o proponen modificaciones en la redacción del texto inicialmente aprobado, algunas pueden considerarse de calado y responden a demandas de colectivos que se han manifestado en contra de la nueva norma. En concreto, se propone modificar el artículo seis, que trata de las esterilizaciones de las mascotas. Con la nueva redacción se pretende clarificar que en todos los casos las esterilizaciones se realizarán "bajo prescripción veterinaria" y se practicarán "por profesionales autorizados", algo que reclamaba tanto el colegio de Veterinarios como la asociación de empresarios de clínicas veterinarias.

Si en el texto aprobado inicialmente por el equipo de gobierno se prohibía expresamente, en el plazo de tres años, la actividad de palomas mensajeras en el entorno urbano, en la redacción modificada se suprime esta prohibición. Si bien se mantiene el máximo de tres perros y gatos en los pisos, se suprime la obligatoriedad de contar con el permiso expreso de la comunidad de vecinos en el caso de que este tope se quiera rebasar. Para ello, bastará con la presentación de una declaración responsable en la que el propietario se comprometa a mantener y cuidar a todos los animales a su cargo y que la comunidad en cuestión no ha aprobado una limitación expresa del número de mascotas que se permiten.

Al apartado en el que se prohibe mantener a las mascotas en estado de desnutrición se añade ahora que no puedan presentar sobrepeso, con el fin de evitar problemas sanitarios.

En el punto en el que se prohíbe la entrada de animales de familia en los locales destinados a la "fabricación, el procesamiento, el almacenamiento, el transporte, la manipulación o la preparación de alimentos", se suprime la palabra "manipulación" con el fin de permitir que las mascotas "sin perjuicio de la potestad de los propietarios" puedan entrar en los comedores de los restaurantes.

El jueves finalizó el plazo para que los grupos municipales pudieran presentar enmiendas a la nueva ordenanza de tenencia de animales de compañía, una vez que el proyecto fue aprobado en una junta de gobierno celebrada esta semana. Tanto el PP como Ciudadanos quieren que el texto se retire por no contar con el consenso "social ni político".

El equipo de gobierno pretende proseguir su tramitación, por lo que si se quiere aprobar en este mandato, se deberá convocar un pleno extraordinario para su aprobación inicial antes de que sea expuesto al público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!