02 de marzo de 2019
02.03.2019

El Tribunal Superior investigará la prohibición del alquiler turístico en pisos de Palma

Habtur había planteado un recurso contra esta zonificación por considerar que es "injusta, salvaje y radical"

02.03.2019 | 17:24

El Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) ha admitido a trámite el recurso de la patronal del Alquiler Turístico de Baleares (Habtur) contra la prohibición del alquiler turístico en pisos aprobada por el Ayuntamiento de Palma.

La patronal informó ayer de esta decisión judicial, un "paso crucial" para seguir defendiendo los intereses de todos los ciudadanos.

"La zonificación de Palma más cerca de desaparecer", sostuvo Habtur, que defendió que se trata de una "medida injusta, salvaje y radical" que tuvo como consecuencia desde su aplicación que más del 53 por ciento de la oferta del alquiler vacacional de Palma haya desaparecido.

Según Habtur, la zonificación de Palma es "absolutamente restrictiva, no sigue criterios objetivos y, por tanto, no tiene solidez jurídica".

Esta patronal recuerdó que, hasta ahora, ningún ayuntamiento de España ha prohibido "nunca" el alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares, en pisos, como ha sucedido en la capital balear.

Bolsa de plazas

Habtur está de acuerdo en que se debe poner un límite de plazas y que debe haber una bolsa de plazas que permita que aquellas que se dan de baja sean renovadas con otras.

"Para frenar la masificación turística no se puede poner el foco solo en un sector", esgrimó la patronal, que subrayó que el alquiler vacacional solo representa el 7 por ciento de la presión demográfica en Baleares en el mes de agosto, el de mayor afluencia de visitantes.

Por contra, el 60 por ciento de las pernoctaciones se producen en establecimientos hoteleros, mientras que "sólo" un 17 por ciento en viviendas de alquiler turístico, recalcó Habtur.

Esta asociación siempre ha defendido, como medida para controlar la masificación, que los menores de 12 años y las camas supletorias computen como plaza en los hoteles, al igual que computan en el alquiler vacacional.

Además, la prohibición de alquilar pisos a turistas no ha supuesto tampoco el descenso del precio de la vivienda que esperaba el gobierno municipal.

Habtur lamentó que se haya empleado el alquiler vacacional como "cabeza de turco, en lugar de abordar esta problemática desde un punto de vista multifactorial".

Tanto la zonificación aprobada por el Ayuntamiento de Palma como la del Consell de Mallorca, que también ha sido recurrido por Habtur y admitida a trámite, han "liquidado una fuente de ingresos muy importante para muchas familias".

"No podemos permitir que los beneficios del turismo caigan tan sólo en manos de unos pocos en detrimento de los intereses generales de la ciudadanía" dijo esta patronal.

Como ya se hizo en el caso de la zonificación del Consell de Mallorca, Habtur ha encargado un informe sobre los daños que puede suponer la normativa municipal.

Querella contra Noguera

Por otro lado, la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) presentó en el mes de noviembre una querella por prevaricación administrativa y/o urbanística contra el alcalde de Palma, Antoni Noguera, después de que el Ayuntamiento "prohibiera este verano el alquiler de viviendas turísticas en edificios plurifamiliares".

Según Fevitur, la prohibición de las viviendas de uso turístico se ha llevado a cabo "de forma preconcebida" y recuerdan que Noguera ya venía anunciando "la medida incluso antes de ser nombrado alcalde". Por su parte, el alcalde de Palma asegura que la zonificación defende los intereses generales de los ciudadados, es una propuesta de los vecinos que se rige por lo que establece la Ley Turística.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!