01 de marzo de 2019
01.03.2019
Turismo

El alcalde de Palma recibe el apoyo vecinal por prohibir el alquiler turístico

Antoni Noguera recurrirá las diligencias abiertas a raíz de la querella presentada por Fevitur

28.02.2019 | 20:47

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, tomará medidas legales en contra de las diligencias judiciales abiertas por la querella que le ha interpuesto la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) por un presunto delito de prevaricación al prohibir el alquiler turístico en las viviendas plurifamiliares, querella que todavía no ha sido admitida a trámite, según ha comprobado este diario. Noguera insistió en que a día de hoy no está siendo investigado y anunció que presentará un recurso "a las diligencias abiertas" a instancias de la patronal turística.

"Tenemos que decir basta, ya está bien de que esta gente quiera judicializar la democracia, quiera judicializar la soberanía municipal y quiera judicializar la voz de los vecinos. Me produce una indignación brutal que estemos en esta situación. Y al final les sale gratis porque lo hacen, presentan la querella, tenemos que ir de abogados, pagar a los abogados y al final no queda en nada...", manifestó con enfado el alcalde ayer, después de que el pleno municipal debatiese sobre si debía dimitir o no por la querella de Fevitur, a propuesta de Ciudadanos. Finalmente, la proposición fue rechazada con los votos en contra del equipo de gobierno y la abstención del PP, pese a que su portavoz, Margalida Durán, también consideró fuera del pleno que Més y el equipo de gobierno deberían obligar a dimitir a Noguera.


"No queremos que el alcalde de Palma haga el paseíllo a los juzgados de Vía Alemania para ir a declarar", justificó el portavoz de Ciudadanos, Josep Lluís Bauzá, acerca de su petición de dimisión de Noguera.

"En el caso de que sea investigado, bajaré la cuesta [de los juzgdos] de forma muy digna", respondió el alcalde.

José Hila, regidor de Urbanismo, recriminó a Ciudadanos que hubiera pedido esta dimisión sin que el alcalde haya sido investigado. "Una querella penal es una forma de amedrentar al político que no podemos consentir", afirmó el socialista, quien aseguró que nadie que esté gobernando "está libre de una querella".

Antoni Noguera contó en el pleno con el respaldo explícito de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, cuyo presidente, Joan Forteza, leyó un comunicado de apoyo a los regidores de Podem, Més y PSOE, que sacaron adelante la actual prohibición del alquiler turístico el pasado abril. También les pidió que se tomen medidas para regular y limitar el alquiler vacacional en unifamiliares. Durante el pleno intervinieron muchas asociaciones vecinales, también para mostrar su apoyo: Son Rapinya, Coll d'en Rabassa, Son Dameto, Son Espanyolet (especialmente duro con el PP y Cs) y Canamunt, entre otras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!