21 de febrero de 2019
21.02.2019

La Policía Local controlará la recogida de excrementos de perros en Palma

La iniciativa se adopta por ser una reiterada petición vecinal y tendrá una duración "de tres o cuatro semanas"

21.02.2019 | 10:25

La Policía Local controlará la recogida de excrementos de perros

La Policía Local de Palma ha iniciado desde el pasado lunes una campaña sobre la tenencia responsable de animales. Se trata de una iniciativa que responde a la demanda de la mayoría de asociaciones de vecinos de la ciudad que ha sido trasladada a la concejalía de Seguridad Ciudadana en las reuniones mantenidas en los últimos días.

Los agentes adscritos a la campaña pertenecen a varias unidades, entre las que se incluyen la de barrio o la patrulla verde. Los efectivos que diariamente se asignan a este cometido desde el pasado lunes, que tiene lugar a lo largo de las 24 horas del día, varían en función de la disponibilidad y de los servicios que se deben atender.

Participan agentes uniformados y de paisano. En este último caso se considera imprescindible, en especial para atajar las conductas incívicas consistentes en no recoger los excrementos de los perros por parte de los propietarios.

De hecho, esta dificultad es una de las causas por las que tradicionalmente las multas que se imponen cada año por no recoger las cacas de los perros sean muy pocas. A la espera de disponer de los datos correspondientes al año pasado, desde la Policía Local se recuerda que, en 2017, se impusieron solo 17 sanciones. Se prevé que en 2018 las cifras no sean muy distintas.

Los agentes también controlan que los propietarios de las mascotas llevan encima la documentación de los perros, que esta está en regla, que están debidamente vacunados y, en el caso de que sea obligatorio, si llevan correa o no, entre otros aspectos exigibles en aplicación de la ordenanza municipal de tenencia de animales que en estos momentos está en vigor, que es la aprobada en 2004.

En estos momentos aún no se puede exigir a los dueños de los perros que lleven una botella de agua para diluir los orines de los animales, puesto que se trata de un precepto que se incluye en la modificación de la ordenanza municipal cuyo proyecto ha sido aprobado en junta de gobierno y se prevé llevar al pleno del próximo jueves.

Por su parte, desde la Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya) se ha informado que la actividad de los controladores medioambientales que dependen de la compañía pública se ha centrado en infracciones relacionados con incumplimientos de la ordenanza de recogida de residuos y la de limpieza. No obstante, el número de actas levantadas por estos agentes relacionadas en cuestiones de animales de compañía a lo largo del año pasado fue de 383, aunque no se especifica cuántas de ellas fueron por no recoger las deposiciones de las mascotas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!