05 de febrero de 2019
05.02.2019

Sospechan que una infección vírica causa la mortandad de los estorninos de Dalt Murada

También se han detectado 142 cadáveres de estos pájaros en Eivissa

05.02.2019 | 10:12

La mortandad de estorninos detectada en Dalt Murada de Palma no es exclusiva de esta zona. El gerente del Consorci de Recuperació de la Fauna de les Illes Balears (COFIB), Lluis Parpal, ha confirmado que en los últimos días también se han encontrado en Ibiza 142 cadáveres de estos pájaros. Lo anterior, junto con el hecho de que en las zonas afectadas no se haya detectado la afectación a otras especies, hace sospechar que la causa de la muerte de los estorninos se deba a una enfermedad infecciosa que les afecta y, entre ellas, a una causa vírica.

En Dalt Murada hasta el lunes se han recogido 83 cadáveres de estorninos, a los que hay que sumar la treintena encontrados esta mañana, que han sido llevados al centro de protección animal de Son Reus y, de ahí, al COFIB a la espera que este organismo dependiente de la conselleria de Medio Ambiente remita una muestra al laboratorio estatal de referencia que determine la conselleria de Medio Ambiente con el fin de averiguar las causas de la muerte.

Según Parpal, el fallecimiento de estos ejemplares, por el momento, no es una situació alarmante teniendo en cuenta que en estos momentos se calcula que en Balears puede haber una población de estorninos cifrada en 500.000 y un millón.

En estos momentos las poblaciones de estos pájaros se están reagrupando para emprender su marcha de regreso al Norte de Europa, hecho que puede favorecer el contacto entre distintos ejemplares y su consiguiente infección en el caso de que finalmente se compruebe esta causa.

En 2017 se detectó también una elevada mortandad estorninos en Dalt Murada. En aquella ocasión se llegaron a recoger más de 250 cadáveres. Se enviaron tembien muestras a un laboratorio de Madrid y ya se descartó que la causa fuera el envenenamiento.

Tampoco se encontraron evidencias de que fallecieran a causa de una infección vírica y no se pudo determinar la presencia de enterobacterias que pudieran causar también la muerte a los animales afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!