01 de febrero de 2019
01.02.2019

Los urbanistas apremian para que el Plan Litoral de Ponent no "acabe en saco roto"

Los autores del proyecto de conectividad del Terreno y Marítimo confirman el retraso, aunque quedan 4 años, y los vecinos reclaman un plan de usos

01.02.2019 | 02:45
Siete zonas de actuación del proyecto de Fortuny y Andreu.

Los ganadores del anteproyecto de conexión y mejora de accesos entre El Terreno y el Paseo Marítimo, los urbanistas y arquitectos Xavier Andreu Joan Fortuny, no han perdido la esperanza de que se lleve a término el Plan Litoral de Ponent, financiado con los fondos Feder de Europa pero al confirmar "el retraso en las obras", temen que "el muy necesario plan pueda acabar en saco roto", indica el arquitecto Fortuny.

Con todo, quedan cuatro años puesto que los fondos Feder de cofinanciación concluyen en 2022, "pero las obras van atrasadas y opinamos que el Ayuntamiento debería ponerse las pilas; con unas elecciones de por medio, no debería quedar interrumpido. Sería un error lamentable", comenta el arquitecto mallorquín.

Desde Urbanismo confirman que se contemplan partidas para dos proyectos concretos: la redacción del proyecto ejecutivo de s'Aigo Dolça, ganado por el estudio Barceló Balanzó, y el de Joan Miró 43, la expropiación del terreno para construir en él un equipamiento de uso sociocultural.

En concreto sobre el anteproyecto que pretende acercar El Terreno al mar este año "se van a redactar las propuestas del acceso a la Quarentena, las escaleras hacia la plaza Mediterráneo y la remodelación de la plaza Gomila.

"Se sacará a licitación la redacción de los proyectos ejecutivos, es decir, los que definirán las obras. Una vez aprobados, se ejecutarán en 2020", indican desde el departamento de Urbanismo. Recuerdan que en 2018 se expropió y derribó el Zhivago.

Vecinos


Xavier Abraham, en representación de los vecinos del Terreno, está contrariado. "Le recuerdo al Ayuntamiento que el derribo del Zhivago era una promesa electoral que no tiene nada que ver con el Plan del Litoral de Ponent, y que del proyecto de conectividad no han hecho más que el estudio".

Abraham indica que "nuestro caballo de Troya es el plan de usos que hemos pedido para la zona y que sigue sin redactarse". "Está muy bien que se hagan los enlaces si paralelamente se establecen medidas para evitar que se alquilen locales de discotecas a precios baratos y que están provocando molestias muy serias a los vecinos. No se está cumpliendo la ordenanza de ruidos. cada dos por tres hay peleas. Es insoportable. El plan de usos ni está previsto ni redactados", subraya molesto.

Las siete conexiones naturales del Pla Calvet de 1901 han servido a Andreu y a Fortuny para establecer su proyecto de conexión, al que han superpuesto el Plan Alomar de 1943. De estas "tramas" ellos establecen tres ámbitos de actuación que abarcan las antiguas siete conexiones: Portassa, Nazaret, Pedrera, Quarentena, plaza Mediterráneo, Tito's y s'Aigo Dolça.

En opinión de Joan Fortuny "el del Terreno sería un proyecto piloto para resolver el problema de los barrios vecinos de Cala Major y San Agustín. Sería importante que arranque el Plan de Ponent porque Palma no es un pueblo con un centro histórico y barrios sino que la ciudad es una metrópoli y como tal debe aplicarse aquí lo que ya funciona de manera natural en otros barrios como es rafal, Vivero, Son Gotleu, integrados a la vía de cintura, mientras que el litoral ha crecido sin equipamientos, desordenado". Urge hacer el plan de Ponent", indica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!