09 de enero de 2019
09.01.2019

Un total de 59 comunidades de vecinos piden ayuda para reformar sus edificios

El Ayuntamiento estudia estas solicitudes para mejorar las barriadas de Camp Redó, Verge de Lluc y Son Gotleu

09.01.2019 | 12:38
Los vecinos de Verge de Lluc han optado a estas ayudas.

Un total de 59 comunidades de vecinos de Son Gotleu, Camp Redó y Verge de Lluc han solicitado ayuda económica al Ayuntamiento para arreglar sus edificios y zonas privadas. Las peticiones se están estudiando y se tienen que aprobar en junta de gobierno municipal.

El incremento de solicitudes es considerable respecto al pasado año, en el que se presentaron 37 demandas, de las que finalmente se concedieron 27. En el aumento registrado en esta última convocatoria hay que tener en cuenta que se ha añadido la barriada de Verge de Lluc, donde se instaló una oficina de información a propósito para esta cuestión, y que por primera vez se han incluido los pasajes particulares y zonas privadas de uso público.

La concejalía de Modelo de Ciudad, a través del Patronat Municipal de l'Habitatge, ha destinado 773.000 euros para el arreglo de las consideradas barriadas vulnerables. Entre las acciones que se pueden financiar hay reparaciones de entradas, las bajantes, los tejados y las fachadas, pero también las de aceras y calzadas de los pasajes particulares, la poda de árboles en mal estado o su sustitución y la modificación o colocación de alumbrado.

El presupuesto de las subvenciones se reparte de forma diferente según los barrios. Así, Son Gotleu y Verge de Lluc pueden optar hasta el 30 por ciento del crédito, es decir, 231.000 euros, y Camp Redó, hasta el 40 por ciento, que supondrá unos 309.000 euros, según la información facilitada por el Ayuntamiento.

La convocatoria de ayudas, que se cerró ya el pasado noviembre, prevé que si una partida no se agota en un barrio y en otro no basta, se podrá redistribuir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!