27 de diciembre de 2018
27.12.2018
Movilidad

La conversión en bulevar de un tramo de la primera línea comenzará a principios de 2019

El Consell está licitando las obras del recorrido de la autopista del aeropuerto situado entre el torrente de na Bàrbara y Manuel Azaña

27.12.2018 | 02:45

Las obras de conversión del tramo de la autovía del aeropuerto entre la calle Manuel Azaña y el cauce del torrente de na Bàrbara en vía urbana o bulevar se iniciarán a lo largo del primer trimestre del próximo año, según las previsiones del departamento de carreteras del Consell de Mallorca.

El proyecto cuenta con una dotación presupuestaria de 1,3 millones, prevista en los fondos de capitalidad correspondientes a 2017, que aún no se ha hecho efectiva.

En estos momentos se encuentra en fase de licitación. El pasado 29 de noviembre la mesa de contratación del Consell de Mallorca procedió a la apertura de las 13 propuestas presentadas, de las cuales han sido aceptadas doce.

Se prevé que en los próximos tres meses, si no hay recursos, se haya culminado el proceso de licitación, con la adjudicación de las obras a una de las empresas o grupos de empresas que han sido admitidas.

El proyecto se justifica, tal como ya se hace constar en un estudio realizado en diciembre de 2010, en "la demanda social de humanización del tramo de la autovía del aeropuerto comprendido entre Manuel Azaña y la calle Medellín", así como "en la necesidad observada de ampliar las aceras frente al Palacio de Congresos". Esta última actuación ya se realizó a raíz de una modificación posterior de la reurbanización del sector de Llevant.

En el resto del ámbito, en el lado de tierra, se procederá a la colocación de nuevos bordillos desde la calle Puerto Rico, así como a su ajardinamiento y a la apertura de la calle Brotad, que será de salida desde el Nou Llevant hacia el nuevo bulevar. También se colocará una parada de autobús entre Brotad y el cauce del torrente.

En la mediana se procederá a su reestructuración total desde la calle Puerto Rico, así como a su ajardinamiento. Por el momento, no se abrirá la mediana situada frente a Brotad y Puerto Rico, aunque se procederá a nivelar el firme de cada lado. Por ello, en un primer momento, los coches que accedan a la vía desde Brotad solo podrán realizar el giro a la derecha en dirección al centro de la ciudad, aunque en un futuro se prevé que puedan hacerlo en todas direcciones.

En el lado del mar se procederá a la remodelación total del bordillo, se completará el ajardinamiento hasta el existente y se mantendrá igual la salida circulatoria de Portitxol. También se instalará una nueva parada de autobús entre la pasarela peatonal existente, que conectará con la calle Cali del Molinar.

Además de los existentes, se prevé la colocación de pasos de peatones en la apertura de la calle Brotad y al inicio de la actuación junto al cauce del torrente de na Bàrbara, que se regularán por semáforos, al igual que los ya instalados en la entrada hacia la calle Puerto Rico.

Se mantienen los tres carriles de circulación existentes en estos momentos, aunque en lugar de tener una anchura de 3,5 metros se reducirá a tres metros, la habitual en las vías urbanas. Por ello la velocidad también se reducirá, pasando de los 120 y 80 kilómetros por hora actuales a 50.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!