26 de diciembre de 2018
26.12.2018

La nueva ordenanza de ocupación obligará a suprimir a partir de enero un centenar de terrazas

Las denominadas 'microocupaciones', habituales en Santa Catalina, no pueden ser autorizadas en aplicación de la nueva norma

25.12.2018 | 19:58
Los toldos de varios pies no anclados en la fachada pueden continuar hasta marzo de 2020.

La aplicación de la modificación de la ordenanza municipal de ocupación de la vía pública con mesas y sillas va a suponer que, a partir del próximo mes de enero, no se puedan autorizar "un centenar" de terrazas de las que actualmente han estado en funcionamiento en toda la ciudad.

La teniente de alcalde de la Función Pública, Aurora Jhardi, ha explicado que, con la nueva normativa municipal, aprobada definitivamente en el pleno del pasado mes de julio, no se van a poder autorizar "entre un 4% y un 7%" de las terrazas actuales por lo que, si se tiene en cuenta que, de media, hay unas 1.300 ocupaciones con mesas y sillas en toda la ciudad, un centenar de establecimientos no podrán continuar utilizando la calle para ofrecer sus servicios de restauración.

Una de las consecuencias de la nueva norma es que no se van a poder autorizar las denominadas microocupaciones, consistentes en la colocación de una mesa de pequeñas dimensiones y dos sillas sobre la acera del local. Existen en estos momentos un total de 47 autorizaciones de estas características, 27 de ellas en la barriada de Santa Catalina, que es la que se va a ver mas afectada por esta prohibición, con la que se pretende liberar la acera para que sea utilizada íntegramente por los peatones.

Los toldos con más de un pie no anclados en las fachadas también tendrán que desaparecer, aunque la normativa les dio un plazo de 18 meses, que finaliza el cinco de marzo de 2020.

Desde que la modificación de la ordenanza está en vigor, se ha procedido al pintado del espacio que pueden ocupar en la vía pública las terrazas en función de la licencia concedida.

De esta forma, según la teniente de alcalde Aurora Jhardi, hasta el momento se ha procedido a la señalización de 581. Junto con la Policía Local, se ha llevado a cabo una campaña que ha dado como resultado la incoación de 555 expedientes por incumplimiento de la licencia de ocupación. Además del exceso de ocupación también se comprueba si el mobiliario utilizado es el autorizado u otros aspectos como el color de las sombrillas ya que en el centro histórico el rojo no está permitido, y solo está autorizado el color blanco o crudo.

La nueva norma obliga a dejar 2,5 metros libres en las aceras del centro histórico y en Santa Catalina. En el resto de la ciudad se mantienen los dos metros actuales para los locales ya existentes. En las plazas y las calles Fàbrica y Blanquerna se aplicará una ordenación específica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!