05 de diciembre de 2018
05.12.2018

Cort protege de forma definitiva la colina y el bosque de Can Tàpera

Elimina la posibilidad de construir 180 viviendas en la zona boscosa y otro edificio asistencial en el antiguo solar de Sa Nostra

04.12.2018 | 21:17

El Ayuntamiento de Palma aprobará en el pleno de este mes la protección definitiva de la colina y el bosque de Can Tàpera. En la gerencia de Urbanismo celebrada ayer se aprobó la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad que elimina la posibilidad de que la empresa Drac construya 180 viviendas y que Sa Nostra edifique un nuevo edificio asistencial privado en esta zona.

De esta forma, de los 180.000 metros cuadrados que conforman la colina y el bosque, solo se mantiene como edificable el actual edificio que fue de Sa Nostra, además de una pequeña ampliación de este inmueble, y 3.400 metros cuadrados que se adquirirán por parte de Cort para destinarlos a aparcamiento, de acuerdo con los vecinos, por lo que los 176.000 metros cuadrados restantes se mantienen como espacio libre público.

El teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, José Hila, destacó que así se consigue proteger y mantener como zona boscosa el 91% del total de la superficie.

Hila, manifestó asimismo que la superficie de 3.400 metros cuadrados que se destinará a paliar la falta de aparcamientos existente en la barriada de Sant Agustín consecuencia de la petición vecinal. Esta superficie deberá ser adquirida por el Ayuntamiento en los próximos años.

De hecho, en el acuerdo aprobado ayer en la gerencia de Urbanismo, se prevé un gasto de 1.859.000 euros, que se incluirá en los presupuestos de 2021 y 2022, para la expropiación y posibles indemnizaciones como consecuencia del cambio del planeamiento del solar que se destinará a estacionamiento (1.340.000 euros) y para la ejecución del mismo (519.000 euros).

Edificio existente


En el solar propiedad de la extinta Sa Nostra, además de mantener el edificio existente, solo se permiten posibles ampliaciones en un futuro en un radio de cinco metros alrededor del inmueble actual. En este punto, se ha aceptado una alegación del sindicato Unió Obrera Balear para que se modifique el ámbito en el que se permite la "pequeña" ampliación alrededor del edificio existente en la parcela de la antigua Sa Nostra calificada como de equipamiento comunitario.

De esta forma, se reduce la posibilidad de ampliación de este edificio en la parte posterior de la edificación con el fin de reducir al máximo su impacto. La otra alegación presentada por un particular ha sido desestimada íntegramente. Se prevé que la aprobación definitiva de la modificación puntual del planeamiento vaya al pleno de este mes.

La aprobación inicial se aprobó inicialmente en el pleno de enero del pasado año, con el objetivo de "proteger el máximo de la colina de Ca'n Tàpera, su topografía y su paisaje original, como son las masas boscosas y la zona del torrente".

Asimismo, se incrementaron las medidas de protección del bosque ya que el suelo está clasificado como rústico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!