04 de diciembre de 2018
04.12.2018

El PP quiere una ciudad libre de pintadas vandálicas

Propone un plan de erradicación, la designación de lugares para ejecutar los graffitis e incrementar las multas hasta 3.000 euros

04.12.2018 | 11:13
Margalida Durán y Javier Bonet, ayer, en la Costa del Teatre .

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Palma quiere conseguir una ciudad libre de pintadas vandálicas. Para ello, ha presentado una proposición para que sea debatida en el próximo pleno municipal en la que se pretende combatir este fenómeno atacando en tres frentes.

Por un lado, proponen la redacción y aprobación de un plan de intervención barriada a barriada, en el que se localicen cada una de las pintadas vandálicas y se proceda a su eliminaciónm con un calendario previamente establecido.

En segundo lugar, pretenden que, de acuerdo con asociaciones y vecinos, se localicen distintas fachadas en toda laicidad en las que se autorice los denominados grafitos artísticos o las expresiones de arte urbano previamente autorizadas.

Por último, quieren que se cambie la actual ordenanza de limpieza para que las pintadas urbanas en lugar de considerarse como una falta grave pase a ser "muy grave" para que las multas en lugar de ser de un máximo de 1.000 euros sean de 3.000.

También insisten en la necesidad de aprobar un protocolo de actuación con los responsables de Patrimonio del Consell con el fin de acelerar los trámites para la supresión de las pintadas vandálicas en elementos patrimoniales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!