21 de noviembre de 2018
21.11.2018
Investigación

La trama de las falsas titulaciones para trabajar en Emaya ya suma diez casos

El consejo de administración de hoy despedirá a cuatro personas implicadas tras la conclusión de los expedientes disciplinarios

20.11.2018 | 22:01
Imagen de archivo de una de las primeras reuniones del actual consejo de administración de Emaya.

Los temores de la actual dirección de la Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya) sobre la existencia de una trama de falsificación de títulos para trabajar en la empresa o conseguir una categoría superior a la que se ocupa se van confirmando.

De hecho, ocho días después de la remisión a la Fiscalía de los siete primeros casos detectados (seis por haber presentado una acreditación falsa del nivel de catalán y uno por falsificar un título de Formación Profesional de electricista), ya se han abierto otros tres expedientes. Y no se descarta que aparezcan más casos, puesto que, tal como se anunció el martes de la semana pasada, ya se ha comenzado a revisar las titulaciones presentadas a todos los procesos de selección de personal, tanto internos como externos realizados a lo largo del presente mandato.

Tal como se dijo desde un principio, a medida que los expedientes se vayan cerrando definitivamente cada nuevo caso se va a remitir a la Fiscalía. Si las personas afectadas aún trabajan en la empresa se les va a despedir por la comisión de una falta disciplinaria muy grave. Lo anterior es lo que va a ocurrir en el consejo de administración de la empresa previsto para hoy.

En uno de los puntos del orden del día se propone el despido de cuatro de los siete primeros casos remitidos a la fiscalía, que son los únicos que aún trabajan en la empresa. La tres personas restantes ya no tienen una relación contractual con Emaya, por lo que, además de haber sido excluidos de los correspondientes procesos de selección en el caso de que éstos no se hayan concluido, no podrán trabajar más para la empresa, además de enfrentarse a las penas derivadas de la comisión de uno o varios delitos.

Entre los otros tres expedientes abiertos hasta alcanzar los diez ahora incoados y que aún no han sido resueltos está el que afecta al militante de Més, sindicalista de CC OO y expresidente del comité de empresa de la sección de Aguas, José María García Hernández, conocido como Josete. Al tratarse de un representante sindical los plazos para presentar recursos son más largos que para un trabajador "normal", tal como especifica la ley.

Un proceso de 2016


Otra persona también expedientada trabaja en el área de Calidad Urbana, aunque en 2016 se presentó a un proceso de selección en el área de Aguas, presentando un certificado falso de catalán. Por último, entre los expedientes ya abiertos, aunque no concluidos aún, está el de otra persona que aspiraba a una plaza y que no trabaja en la empresa. En este caso, además de no poder aspirar a trabajar más en la compañía se remitirá la documentación a la Fiscalía.

En el consejo de administración convocado para este mediodía también se prevé la aprobación de los presupuestos de la empresa para el próximo año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!