09 de noviembre de 2018
09.11.2018
Turismo

La Federación de Vecinos denuncia que la licencia al apartotel contraviene la norma

El establecimiento turístico de Son Espanyolet recibe la autorización del Govern, aunque los inspectores aún deben verificar la documentación presentada - El presidente vecinal solicitará a Hacienda que abra un expediente por presunto fraude fiscal

08.11.2018 | 21:36
El apartotel Poble Espanyol Apartments está entre las calles Son Cotoneret y Bisbe Teodor Úbeda.

La licencia turística concedida por el Govern al apartotel Poble Espanyol Apartments, situado en Son Espanyolet, contraviene la normativa municipal aprobada en julio y que limita este tipo de establecimientos en la ciudad, tal como advierte la Federación de Asociaciones de Vecinos en base a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana. La conselleria de Turismo acaba de otorgar un número de licencia a la polémica empresa debido a que "ha dado los pasos necesarios y ha entregado la documentación solicitada", tal como informaron ayer desde el departamento que preside Bel Busquets.

De todos modos, "todavía no se ha archivado el expediente de la denuncia" interpuesta el 21 de septiembre por la Federación de Asociaciones de Vecinos, según añadieron fuentes de Turismo. Sus inspectores aún "tienen que comprobar si la documentación de la Declaración Responsable de Inicio de Actividad Turística (DRIAT) cumple todos los requisitos exigibles a un apartotel, que es para lo que se le ha otorgado la licencia", concluyeron.

El presidente de la Federación de Vecinos, Joan Forteza, pide además al Govern que reclame al establecimiento perteneciente a la empresa Carpe Diem Insular "el registro de entradas y salidas de los clientes". Dicha información permitirá corroborar lo que llevan diciendo desde septiembre, que Poble Espanyol Apartments ha estado comercializándose y con turistas alojados desde hace más de un año, como han verificado a través de las páginas web de varias plataformas de este tipo.

Con el registro turístico podrá conocerse si ha habido un fraude fiscal, debido a que la DRIAT fue concedida el 20 de septiembre, un día antes de la primera denuncia vecinal, por lo que "se evidencia que antes no la tenía, de ahí que se esté autodenunciando". Por este motivo, la Federación pedirá a la delegación de Hacienda que abra un expediente de investigación por presunto fraude.

Forteza, como parte interesada en la denuncia, se reunió con la responsable del departamento de Inspección de la conselleria de Turismo y le solicitó las actas de los cuatro inspectores y un ingeniero que, según afirman, se han encargado del caso. Sin embargo, le fueron negadas, "pese a ser un documento público que garantiza la transparencia del proceso", en palabras del presidente vecinal, quien califica todo lo sucedido de "esperpéntico y surrealista. Uno tiene la sensación de que se están protegiendo ciertos intereses y se actúa de forma impune".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!