Los comités español y de Balears de Unicef comunicaron ayer al alcalde de Palma, Antoni Noguera, que la ciudad ha sido reconocida con el distintivo 'Ciudad amiga de la infancia'.

Este reconocimiento pone en valor la labor del Ayuntamiento en coordinación con las entidades locales infantiles para implementar políticas y medidas que mejoran el bienestar de los niños y adolescentes del municipio, señaló el consistorio.

El galardón, que se entregará el próximo noviembre en Oviedo, es el resultado del trabajo realizado desde que el pasado abril el ayuntamiento aprobó el Plan Municipal de la Infancia y la Adolescencia 2018-2020.

Noguera agradeció la labor que han realizado todas las áreas municipales durante estos meses para hacer posible esta distinción. "Es una noticia que valoro muy positivamente; que Palma sea una ciudad con vocación por los niños y adolescentes significa que es una ciudad más habitable y mejor para todos", aseguró.

A principios de octubre hubo una jornada de reuniones en Palma en la que diferentes miembros de Unicef comprobaron in situ los órganos internos de coordinación del Plan de Municipal.

La iniciativa internacional "Ciudades Amigas de la Infancia", impulsada por Unicef, es un sello distintivo para impulsar políticas municipales que garanticen el desarrollo integral de niños y adolescentes con un enfoque de protección de sus derechos.