11 de septiembre de 2018
11.09.2018

Cort retrasa las obras en la calle para evitar el colapso por la vuelta a las aulas

Los trabajos en la vía pública comenzarán a las nueve y media de la mañana para priorizar la circulación de vehículos

11.09.2018 | 02:45
Un policía local supervisa la entrada de alumnos en un centro escolar de Palma.

Unos 300 policías vigilarán el tráfico alrededor de los centros

  • La Policía Local de Palma destinará 300 agentes a vigilar el tráfico en las zonas escolares, controlando un total de 466 puntos de circulación, según anunció ayer este cuerpo policial.

     Al igual que el año pasado, para su vigilancia, los 152 centros escolares que hay en Palma están clasificados con tres categorías, A, B, C, dependiendo de las circunstancias del tráfico y del propio colegio. Así, este curso habrá 50 centros de categoría A, la misma cifra que el año anterior, que se cubrirán siempre, informó la Policía Local. Otros 39 centros, de tipología B, uno menos que en 2017, contarán con presencia policial si no hay servicios urgentes. Los  63 colegios de categoría C, uno más que en el año anterior, solo se cubrirán si el servicio lo permite. Los policías de barrio controlarán un total de 121 centros y el resto de unidades, los otros 31 colegios e institutos.

     La Policía Local recomendó ayer a los padres que en la vuelta al cole salgan de su casa con suficiente antelación, que los niños utilicen los sistemas de seguridad y retención en los vehículos y que usen el transporte público.
El Ayuntamiento retrasará hasta las nueve y media de la mañana el inicio de obras que impliquen ocupar la vía pública para garantizar que no haya colapso de tráfico con el comienzo de las clases a partir de mañana. La medida se aplicará esta semana y la próxima, para priorizar la circulación de coches, explicó ayer el regidor de Infraestructuras, Rodrigo Romero.

Las áreas de Policía Local, Movilidad e Infraestructuras han tomado esta decisión para facilitar la vuelta a la rutina escolar. "Sabemos que el comienzo de clase siempre es crítico para padres y alumnos, y para el resto de personas que llegan de vacaciones, por eso debemos agilizar en la vía pública el tránsito vehicular", comentó el edil de Infraestructuras.

Obras en marcha

En Palma, hay en marcha 28 obras, la mayoría de mejora del alumbrado público, pero también algunas de Emaya, indicó Romero, quien junto al alcalde, Antoni Noguera, la concejala de Educación, Susanna Moll, y la coordinadora de Infraestructuras, Virginia Abraham, visitó el colegio de Son Pisà, uno de los que se ha pintado durante este verano.

Además, en estas vacaciones escolares se han realizado obras en 27 colegios públicos de Palma, con una inversión cercana a los 525.000 euros. Principalmente se han pintado 16 centros, para los que se ha destinado una partida de 390.000 euros, pero también, a cargo de la Ley de Capitalidad, se han invertido 98.000 euros en ocho escuelas en las que se ha remodelado el patio o sustituido el pavimento, además de obras de saneamiento.

En dos colegios aún no han finalizado las obras, en el Jafuda Cresques, que se debe pintar en su exterior, y en Els Tamarells, que se debe arreglar el voladizo, aunque la regidora aseguró que estos trabajos no interferirán con el comienzo de las clases.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, destacó que durante esta legislatura se habrá intervenido en las 45 escuelas públicas que hay en la ciudad, lo que supone pasar del "abandono" del anterior mandato a la "dignidad".

Además de las intervenciones en centros, el equipo de gobierno municipal recordó que este verano se han asfaltado un total de 16 calles, principalmente de zonas de acceso a colegios, con una inversión de 850.000 euros.

A partir de ahora, la mejora del pavimento continuará en otras zonas y con el arreglo de aceras, recordó Romero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!