02 de septiembre de 2018
02.09.2018
Homenaje

Un recuerdo para los ´xuetes´ en Gomila

Un memorial homenajea a los 37 miembros de este colectivo que fueron ejecutados en esta plaza del Terreno en 1691 por los actos de fe de la Inquisición

02.09.2018 | 22:27
Un recuerdo para los ´xuetes´ en Gomila
"A la memoria de los treinta y siete xuetes ejecutados en este lugar en 1691 por razón de sus creencias". Esta inscripción puede contemplarse desde este domingo en el memorial que se inauguró en la plaza Gomila de Palma. Esta placa, que contiene una inscripción en hebreo, es el resultado de una reclamación histórica de la comunidad judía en Balears para recordar la "muerte de inocentes" por los actos de fe de la Inquisición de ese año, tal como resaltaron miembros de este colectivo. Por eso durante el acto de homenaje se vivieron escenas y discursos reivindicativos, al que acudieron casi medio centenar de asistentes, y en el que estuvieron presentes representantes de diferentes entidades judías, la asociación de vecinos del barrio del Terreno, el cronista de Ciutat, Bartomeu Bestard y autoridades del departamento de Cultura de Cort y el Govern, entre ellos, la consellera de Cultura, Fanny Tur, el concejal del ramo, Llorenç Carrió, y el alcalde de Palma, Antoni Noguera.

También se sumó la escritora, Carme Riera. La actriz Agnès Llobet leyó fragmentos de su novela Dins el darrer blau, que trata sobre este colectivo, con acompañamiento musical del trío de cuerda de Miquel Àngel Aguiló. Carme Riera comentó: "Es gratificante pensar que la literatura sirve para algo. En este caso mi libro ha contribuido a acercar esta historia olvidada".

"Los represores no han vencido"


Tras el descubrimiento de la placa, obra de la escultora Georgina Gamundi, y un rezo en hebreo, llegó el momento de las reivindicaciones. El vicepresidente de la comunidad judía en Balears, Miquel Segura, aseguró que el memorial de Gomila es una muestra de que los represores inquisitoriales "no han vencido".

El presidente de esta entidad, José María Molina, por su parte, manifestó que esta inscripción "debe servir para intentar que convivan todas las creencias en paz". Para Jacqueline Tobias, presidenta del Instituto de Relaciones Culturales de Israel, tiene dos caras: "una triste por rememorar a treinta y siete personas que murieron quemadas por sus ideas y otra alegre porque hemos conseguido que Palma no los olvide".

El alcalde Antoni Noguera describió la muerte de los xuetes como "un episodio de intolerancia que no puede volver a suceder". El homenaje de ayer forma parte de las actividades que el ayuntamiento de Palma ha organizado con motivo de la XIX Jornada Europea de la Cultura Judía y que se prolongarán hasta el próximo 10 de octubre, que incluyen proyecciones de cine, visitas guiadas y conferencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!