04 de agosto de 2018
04.08.2018
Instalaciones

Los 131 niños de la ´escoleta´ Ciutat Antiga soportan la ola de calor con ventiladores

Los padres han presentado quejas en este centro municipal que, como la mayoría, carece de aire acondicionado

03.08.2018 | 20:32
Ventiladores dentro de las aulas y en las ventanas.
Con dos o tres ventiladores por aula, con ventanas abiertas, hidratándose mucho y pasándolo mal. Así están en plena ola de calor los 131 niños y las monitoras de la escoleta pública Ciutat Antiga, que como casi todas las municipales carece de aire acondicionado. No es una situación nueva, ha sido así siempre, pero por eso mismo algunos padres ya han presentado denuncias en el centro porque consideran que no son las condiciones adecuadas para los pequeños y sus maestras.

"¿Cómo permite el Ayuntamiento que tengan los niños así? Los niños están sudando a cántaros", recriminaba ayer un padre de una alumna de Ciutat Antiga, quien aseguró que él no tenía más remedio que llevar a su hija a esta escoleta, situada en la calle Jaume Lluís Garau, perpendicular a la avenida Gabriel Alomar.

Este padre denunciante ha podido comprobar las condiciones en las que pasan la mañana los pequeños de 0 a 3 años: ventiladores en las clases y en las ventanas, con recipientes de agua delante para refrescar más. Aun así, diferentes personas que conocen el centro confirmaron ayer que los pequeños lo pasan mal en las horas de más calor, que coinciden con la hora de la comida y de la siesta, a pesar de que las monitoras les hacen participar en juegos de agua en el patio y procuran que beban el agua necesaria para estar bien hidratados. Para algunos padres, que la cocina del centro esté en funcionamiento durante parte de la mañana contribuye a aumentar el calor en las aulas.

Según ha podido saber este diario, el centro ya ha recibido dos incidencias o quejas de padres y hay más progenitores que quieren poner una denuncia ante el Ayuntamiento. El pasado año, según explicaron ayer diferentes personas, uno de los niños sufrió un golpe de calor.

Fuentes conocedoras de esta situación aseguraron que el Patronat Municipal d'Escoles d'Infants no tiene presupuesto para asumir el coste de instalar aire acondicionado en este centro.

"Vamos a recoger a los niños y vemos cómo lo pasan ellos y las monitoras... Y claro, al lado ves el edificio de Urbanismo, también del Ayuntamiento, con el aire a tope...", se quejaba este padre.

Este verano, el Patronat de escoletes tiene cuatro guarderías abiertas: Ciutat Antiga, con 131 niños, Santa Creu, con 43 alumnos, Son Espanyolet (que sí tiene aire acondicionado), con 75 pequeños y Son Ferriol, con otros 68 menores. El número de centros abiertos siempre depende de la demanda de plazas por parte de las familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine