14 de julio de 2018
14.07.2018
Comercios

Movimiento de letras en el centro

Born de Llibres cerró en junio y Literanta cambia de local el lunes, aunque sigue en el Call

13.07.2018 | 20:29
Es Born de Llibres cerró a mediados de junio. Una muesca en Los Geranios.

Las librerías acusan el "cambio de hábitos de ocio" y la subida en el precio de los alquileres. Es Born de Llibres ha aguantado 26 años. "No podemos seguir perdiendo"; Literanta continuará en un local más pequeño

En apenas un mes, Palma registra movimiento de letras. Dos librerías de la ciudad, es Born de Llibres y Literanta, cierran o se mueven de lugar. A ambas les azota el signo de los tiempos, el cambio de hábitos de ocio, más proclives ahora a lo tecnológico, como ver series o comprar online, y la subida en el precio del alquiler de locales. Al igual que el resto del sector, la crisis de los últimos años continúa minando las cuentas de la caja.

Es Born de Llibres cerró a mediados de junio "porque ya no era rentable y no queremos tener más pérdidas", admite su propietaria, Gloria Forteza-Rey.

Hasta esa fecha, eran tres las librerías que regentaba, con Embat y Quars. "Born era más generalista, para el gran público, mientras que Embat tiene un fondo más cuidado", especifica Forteza-Rey.

Ambos establecimientos están situados en la travesía de Los Geranios. Y Quars, que está situada cerca de la plaza de los Patines, está especializada en viajes y gastronomía.

Es Born se abrió veintiséis años atrás en las galerías de Sant Miquel hasta que se movió unos metros a Los Geranios. Sobrepasó el cuarto de siglo, pero la fuga de letras se ha hecho evidente este verano.

También en el centro, esta vez en el casco histórico, hay movimiento de letras.

Ver las orejas al lobo


Hoy va a ser el último día en que la librería Literanta despache en la calle Fortuny, 4. Echan el cierre después de 13 años de existencia, porque no pueden "asumir más gastos". Sergio González es el copropietario junto a Antoni Sureda. No se van lejos, en realidad van a seguir en la misma acera, en la calle del Call, 4.

"No es que nos hayan subido el alquiler, pero cuando les pedimos a los Zaforteza, los propietarios del edificio, a ver si podían ajustarnos el arrendamiento, dijeron que no; incluso nos indicaron que su idea es sacar más dinero. Es un local estupendo. Así es que nos pusimos en alerta. Preferimos irnos ahora que ha surgido una persona que a unos metros nos alquila un local, más pequeño, pero que podemos asumir. No queríamos ni cerrar ni dejar el centro histórico", relata González.

Literanta cumple 13 años. A partir de la última semana de julio venderá libros en Call, 4. Para celebrar la mudanza, ofrecerá hoy un vermut a sus amigos y clientes, y la cantante Bella Hardy dará un miniconcierto. ¡Salud!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!