18 de mayo de 2018
18.05.2018
Urbanismo

Cort aprueba la urbanización de Son Bordoy que permitirá otras 750 viviendas en el Molinar

El inicio de las obras de las calles y la dotación de servicios aún está pendiente de la aprobación definitiva por parte del Govern

23.05.2018 | 15:20
Activistas del GOB manifestándose en contra de la nueva urbanización.

El apunte

  • Cambiarán la Ronda de Llevant para que no divida la zona rural del Molinar
    Una de las principales preocupaciones de vecinos y entidades del Molinar, que se plasmó en un acuerdo plenario en tiempos de la exalcaldesa Aina Calvo, consiste en la necesidad de preservar las 44 hectáreas de suelo rústico que aún quedan entre el Molinar la autopista del Aeropuerto. El Ayuntamiento se ha comprometido a preservar esta zona en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aunque aún no se sabe con certeza qué figura se va a utilizar. Asimismo el trazado de la denominada Ronda de Llevant que, tal como está proyectada actualmente divide en dos a esta zona rural,
    se va a modificar en el planeamiento con el fin de que el nuevo vial transcurra por la zona más próxima al casco urbano evitando separación de los terrenos rústicos.
El ayuntamiento de Palma ha dado el visto bueno al proyecto de urbanización de Son Bordoy, dando por cumplimentadas de esta forma por parte de los promotores las deficiencias señaladas en la propuesta presentada en 2015.

Este trámite por parte de Cort, no obstante, aún no es definitivo puesto que, al tratarse esta zona de una Reserva Estratégica de Suelo, es el Govern quien debe aprobar definitivamente el proyecto de urbanización, algo que, según el gerente de Urbanismo de Cort, Joan Riera, aún no se ha producido.

De esta forma los promotores no pueden iniciar aún las obras de urbanización consistentes en la ejecución de las calles y las zonas verdes de los 112.882 metros cuadrados que ocupará esta nueva promoción situada entre del Molinar y la autovía de Llevant.

En este ámbito, calificado en el Plan General de Palma como suelo urbanizable programado, una vez ejecutadas las obras de urbanización y de la dotación de servicios, se permitirá la construcción de un total de 750 viviendas. Inicialmente la Reserva Estratégica de Suelo aprobada por el primer Pacto de Progreso contemplaba un máximo de 850.

De las 750 viviendas permitidas, 150 serán de protección oficial, 350 a precio tasado y las 250 restantes libres. Los promotores aseguraron que esta nueva urbanización, que denominan Nuevo Son Bordoy, va a poner a disposición del mercado viviendas a partir de 75.000 euros.

Edificios de cuatro alturas


Los edificios podrán tener planta baja y tres o cuatro alturas. En el centro del sector se ha proyectado una gran zona verde de grandes dimensiones, que tendrá una superficie de 14.000 metros cuadrados, lo que supone una extensión tres veces superior a la plaza Major. Esta zona verde dispondrá de viales tangenciales para peatones y actuará como eje vertebrador de la vida del barrio, según destacó el Govern cuando, en 2012 aprobó definitivamente las normas subsidiarias y complementarias del planeamiento de esta zona.

También se reserva suelo para la construcción de un centro social, un casal de barrio, un centro escolar y un casal para jóvenes, mediante la rehabilitación de las casas de la possessió de Son Ferrando, actualmente abandonada y en desuso.

Asimismo, se contempla la habilitación de locales de negocio para el establecimiento de pequeñas y medianas empresas. Se proyectan asimismo nuevos equipamientos deportivos y un aparcamiento junto al campo de fútbol es Rotlet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!