17 de mayo de 2018
17.05.2018
Seguridad ciudadana

El jefe de la Policía Local baraja dejar el cargo en julio para regresar a Girona

La concejala Angélica Pastor espera que finalmente decida quedarse en Palma hasta al menos el final del mandato

17.05.2018 | 08:56
Josep Palouzié en su toma de posesión saluda al fiscal jefe Bartomeu Barceló en presencia del exalcalde Hila.
El Jefe de la Policía Local de Palma, Josep Palouzié, baraja dejar el cargo a principios del próximo mes de julio para regresar a Girona. La concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, manifestó que espera que Palouzié decida quedarse en Palma, al menos, hasta el final del presente mandato para lo cual debería prolongar su actual situación de comisión de servicios un año más.

El próximo 29 de junio finalizan el período de dos años de la comisión de servicios por la que Palouzié ocupó la jefatura del cuerpo policial palmesano, tras la convocatoria de un concurso abierto a nivel nacional.

Según la concejala, esta situación no se puede prorrogar, por lo que se deberá convocar un nuevo concurso para cubrir la jefatura del cuerpo palmesano. Si Palouzié finalmente decide quedarse en Palma, se deberá presentar al nuevo concurso, que en esta ocasión, en aplicación de la ley estatal de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se deberá convocar por dos años, prorrogable otros dos de forma anual.

Opciones


En estas circunstancias, a nadie se le escapa que Palouzié, si finalmente decide presentarse, tiene muchas posibilidades de quedarse al menos otros dos años como jefe del cuerpo en la misma situación actual.

Por su parte, Palouzié confirmó que hace poco había mantenido una reunión con la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, en la que se puso sobre la mesa la posibilidad de prolongar un año más su estancia en Palma. En el encuentro, que el jefe policial calificó como de "muy cordial" también se barajaron las distintas posibilidades de nuevos cometidos que podría asumir, en función de su cargo de comisario, en el caso de que decidiera poner fin a su trabajo en la ciudad. Se da por hecho que, en el caso de regresar a Girona, no ocupará el cargo de Intendente, equivalente al de la jefatura del cuerpo, que es el que tenía antes de venir a Palma.

Insistió en que ni su regreso a Girona ni su permanencia en Palma son cuestiones zanjadas, ya que también tiene que poner sobre el fiel de la balanza una serie de cuestiones personales, aunque admitió que, en estos momentos, está "deshojando la margarita".

Si finalmente decide poner fin a su etapa palmesana, es probable que el cargo de jefe de policía tenga que ser asumido varios meses con carácter provisional. Se trata de una situación a la que ya se tuvo que recurrir antes de que asumiera el cargo el actual jefe, cuando el anterior alcalde, José Hila, nombró al mayor José Antonio Bravo, tras la apertura de expedientes disciplinarios a los comisarios Antoni Morey y Joan Mut, a los que también se les suspendió de empleo y sueldo, y la "degradación" a mayor del comisario en comisión de servicios, Miquel Pericás.

Según la legislación estatal aprobada recientemente, cuando se convoque un nuevo concurso para cubrir el cargo de jefe policial, el abanico de posibles candidatos se va a ampliar en relación a la convocatoria de hace dos años, puesto que ahora se podrán presentar no solo comisarios de distintos cuerpos policiales, sino que también podrán hacerlo los inspectores y mayores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!