23 de marzo de 2018
23.03.2018
Proteccionismo

Una docena de entidades pide comprar la finca de Son Quint con la ecotasa

La plataforma Ponent Potent propone crear un parque natural que abarque desde el bosque de Bellver hasta na Burguesa

22.03.2018 | 20:10
Propuesta para crear un gran corredor verde en la zona de Ponent.

La plataforma Ponent Potent, que está formada por una docena de entidades vecinales, solicita al Govern que compre la finca de Son Quint con la ecotasa para crear el Parque Natural de Ponent. Tras la adquisición de es Canons, en Artà, la semana pasada con el objetivo de ampliar el Parque de Llevant, piden que haga lo mismo en Palma para convertir la zona occidental en un corredor verde que abarque el bosque de Bellver, la finca de Son Berga –ambos de propiedad municipal–, la finca de Son Puigdorfila –calificada como Área Natural de Especial Interés (ANEI)–, el bosque municipal de Son Muntaner y, finalmente, Son Quint, que enlaza con la Serra de na Burguesa.

La extensión de terreno que la plataforma propone comprar con los fondos del impuesto turístico alcanza dos millones de metros cuadrados, por lo que si el gran corredor verde se llevase a cabo, la superficie total triplicaría la del bosque de Bellver. La finca de Son Quint también es ANEI y por allí transcurre el antiguo camino real del siglo XIII que unía Ciutat con Puigpunyent. El portavoz de la entidad ciudadana, en la que está la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, explica que "se podría llegar desde Bellver hasta la Serra de Tramuntana sin casi pisar la carretera cruzando por el torrente de Sant Magí debajo de la autopista y entrando en Son Quint a través de la urbanización Pinar Parc (en Son Vida)", según detalla Joan Prats, que también forma parte de la asociación de vecinos de Son Rapinya.

Ponent Potent ha solicitado de forma paralela al Ayuntamiento que la revisión del Plan General de Ordenación Urbana incluya la desclasificación de la parte de los terrenos de Son Puigdorfila que ahora están clasificados como rústicos en área de transición, lo que permite su futura urbanización. Joan Prats se sorprende de que "en toda la zona de Ponent, lo único protegido son las cruces de término, pese a tener un entorno y unas fincas espectaculares", por lo que cree que la administración pública debería prestarle mucha más atención.

Otra reivindicación vecinal se centra en la correcta gestión del bosque de Son Muntaner, ya que estos 100.000 metros cuadrados situados en la calle Miquel Lladó, enfrente del campo de golf de Son Muntaner, son municipales tras un convenio firmado entre Cort, la asociación de Son Rapinya y la promotora Vibelba en 2002 para delimitar las urbanizaciones y preservar la zona verde. Además, piden "la revisión de los compromisos de regeneración forestal asumidos por la compañía Redexis Gas como consecuencia de su intervención en la zona con la construcción del gasoducto", que pasa por el subsuelo.

Por último, la plataforma cree que se tendrían que establecer "convenios de colaboración entre las entidades más representativas y activas del distrito de Ponent, las empresas que operan en la zona y el ayuntamiento de Palma para la cogestión, interpretación, mantenimiento y dinamización de la Serra de na Burguesa y el corredor verde desde Bellver hasta Son Quint", es decir, un espacio natural de alrededor de cuatro millones de metros cuadrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!