Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Torreta

Astilleros: de la Pedrera al Mollet

Los Astilleros Palma estuvieron en sa Pedrera desde 1942 hasta 1968.

Los Astilleros Palma estuvieron en sa Pedrera desde 1942 hasta 1968.

Hace medio siglo se produjo un cambio urbanístico que revolucionó la fachada marítima de Palma. En 1968 los astilleros ubicados en la Pedrera, junto a la rada Can Barbarà, se trasladaron hasta el Mollet, donde siguen en la actualidad.

Astilleros Palma. llevaban desde 1942 cerca de Portopí. En un cuarto de siglo botaron más en 150 barcos. Los más conocidos eran los de la denominada serie calas, porque utilizaban estos topónimos mallorquines, y cuatro buques frigoríficos que operaban en Sudáfrica y la península.

El cierre de las instalaciones de la Pedrera tuvo una doble consecuencia. La primera fue que desapareció el puente giratorio sobre el paseo Marítimo, que se abría cada vez que se producía una varada o una botadura, con las consiguientes molestias para el creciente tráfico y para la ampliación de la ruta paralela al mar.

La segunda es que los terrenos revertieron al Patrimonio del Estado que, por supuesto, decidió hacer caja con una operación urbanística que acabó convertida en un gran bloque de pisos.

La nueva ubicación en el Mollet, que se estrenó en noviembre de 1968, tampoco estuvo exenta de polémica. Se implantó una actividad industrial con dos grandes naves de talleres y cuatro gradas exteriores para construir barcos a tiro de piedra del casco antiguo, de la catedral, de las murallas y de la lonja. Hoy nos hemos acostumbrado a esta imagen, pero en su momento supuso una auténtica agresión patrimonial.

El traslado también tuvo consecuencias empresariales. Para afrontar la inversión, se produjo una fusión entre Astilleros Palma, Astilleros Ballester y la factoría naval de Naviera Mallorquina. El resultado fue la creación de Astilleros Mallorca, que a lo largo de medio siglo ha sufrido altibajos que en algún momento llegaron a poner en solfa su viabilidad. Hoy mantiene una actividad volcada en la construcción, reforma y mantenimiento de los grande yates que surcan el Mediterráneo occidental. Todo empezó en una antigua cantera.

Compartir el artículo

stats