30 de octubre de 2017
30.10.2017
Medio ambiente

Unos 200 excursionistas se movilizan contra las torres eléctricas de Son Puig

Recorren el trazado de cuatro kilómetros en el que habrá instalaciones de hasta 50 metros por el bosque declarado ANEI

30.10.2017 | 08:45
Unos 200 excursionistas se movilizan contra las torres eléctricas de Son Puig
Residentes de la urbanización Son Puig y vecinos de los barrios de Son Rapinya y la Vileta, ayer en la explanada donde se instalará la torre de 50 metros cercana a las viviendas.
Con camisetas blancas en las que se leía '#SalvemSonPuig. No a las torres', numerosos niños de esta urbanización encabezaron ayer una excursión reivindicativa en contra de la instalación de 14 torres de alta tensión en el bosque colindante, una de ellas situada a 40 metros de las viviendas más cercanas. Alrededor de 200 participantes recorrieron los lugares arbolados en los que se ubicarán las infraestructuras.

La asociación de vecinos de Son Rapinya, la comunidad de propietarios de Son Puig y la plataforma Ponent Potent reunieron a numerosos residentes para que conociesen in situ la tala masiva de pinos denunciada a finales de septiembre por la entidad vecinal. Los enunciados 'Date una vuelta y dale la vuelta. Stop Torres AT' y 'Ven. Entenderás por qué lo defendemos', difundidos a través de las redes sociales, surtieron efecto y a las 10 horas empezaron a llegar excursionistas al cementerio de la Vileta, el lugar de convocatoria y donde se inicia el antiguo camino de Palma a Puigpunyent, que data del siglo XIII.

Por parte del sendero transitan los vehículos y maquinaria de la obra que ejecuta la compañía Red Eléctrica, y por allí transcurrió la caminata de protesta. Accedieron a los emplazamientos en los que se levantarán torres de hasta 50 metros de altura en una zona montañosa declarada ANEI (Área Natural de Especial Interés) y que es la puerta de entrada de Ciutat a la Serra de Tramuntana. En el primero, el más cercano al núcleo habitado, comprobaron que ya están colocadas las cuatro bases de hormigón que sustentarán la torre más impactante.

El portavoz de la comunidad de propietarios de Son Puig, David Segura, destacó que la obra está devastando una zona, la Serra, "declarada en 2011 Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco" y criticó que este hecho le es indiferente tanto al Consell como a la compañía eléctrica. Destacó además que "aún falta por crear el carril de seguridad, de unos 20 metros de ancho siguiendo el trazado de las líneas", lo que implicará la tala de más árboles y "un daño irreparable" a lo largo de los cuatro kilómetros que abarca el recorrido afectado.

Durante la semana pasada, el presidente de la comunidad de propietarios de Son Puig y otros representantes mantuvieron dos reuniones con técnicos de las conselleries de Energía y Medio Ambiente del Govern para tratar de evitar esta infraestructura. Les propusieron como alternativa que parte del trazado se soterre por la carretera del cementerio, debido a que no es impactante, es más seguro y el mantenimiento es menor, por lo que a largo plazo tiene un coste más reducido, tal como argumentaron.

Los afectados se reúnen esta tarde con el Ayuntamiento para solicitarle la paralización cautelar de las obras mientras se estudia el trazado alternativo propuesto al Govern balear.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine