15 de julio de 2017
15.07.2017

Oliver: "Seguiremos combatiendo judicialmente hasta la demolición"

La presidenta de la Asociación Memòria de Mallorca celebró "la decisión política" adoptada ayer

15.07.2017 | 02:45
La presidenta de la asociación Memòria de Mallorca, Maria Antònia Oliver, sabe que la decisión de ayer no va a suponer la desaparición del monolito, tal como propugna desde hace años su asocición y la Plataforma sa Feixina Sí que Tomba, integrada por unas cincuenta asociaciones memorialistas. Por ello, cuando se le preguntó al término de la sesión de la comisión de Patrimonio sobre el anuncio tanto del PP como de Ciudadanos de que van a recurrir la no protección, Oliver manifestó que es una cuestión que tienen asumida y que van a "seguir combatiendo judicialmente hasta conseguir su demolición".

En relación al acuerdo de ayer Oliver manifestó su satisfacción ante la decisión adoptada en contra de la ponencia técnica. Al respecto, manifestó que "confiábamos en que la decisión política sería la correcta, puesto que para nosotros tiene más valor esta decisión política que una técnica porque representa a la gente que los hemos votado", manifestó. Asimismo, criticó que Arca, que promueve la protección del monolito, haya formado parte de la ponencia técnica y consideró que "moralmente debería haberse abstenido ya que forma parte del procedimiento".

Insistió en que, "por encima de cualquier norma administrativa, están los Derechos Humanos que representan a las víctimas" y que "existen numerosos pronunciamientos de Naciones Unidas al respecto". Por su pate, el portavoz de la Plataforma Sí que Tomba, Federic Guillem, celebró también la decisión, aunque lamentó que se haya tenido que esperar "hasta este límite tan legal como administrativo y temporal para exigir una acción por parte de las instituciones en contra del fascismo", que considera que el monumento representa. Por eso, llamó a la movilización e informó de que el próximo mártes, día 18 de julio, se convocará una concentración en sa Feixina con el fin de dar a concer la plataforma.

Por contra, desde la Plataforma sa Feixina no se Toca, el presidente de la Federació de Veïntas Ciutat de Palma, Miquel Obrador, calificó la decisión de la comisión de Patrimonio de "aberración total" y que "solo conduce al enfrentamiento innecesario".

Insistió en que su entidad va a seguir defendiendo la preservación del monolito, puesto que consideran que, tras la contextualización realizada en 2010 por el gobierno municipal de Aina Calvo, "que apoyamos", el monumento "representa a todos". En relación a los miembros de la comisión que han votado en contra de la conservación, manifestó que "se han equivocado" y advirtió que "son responsables ante la ley".

Por su parte, el portavoz de la plataforma, Tomeu Berga, manifestó su "decepción con la decisión adoptada por nuestros representantes" y dio por "agotada" la vía administrativa, por lo que manifestó su convencimiento de que finalmente el monolito será "protegido por vía judicial". No descartó acudir incluso a la vía penal puesto que "creemos que hay indicios suficientes para transitar por este camino".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine