07 de junio de 2017
07.06.2017

Cort abre un nuevo programa para captar viviendas vacías de los bancos

Pretende dar respuesta, en parte, a las familias desahuciadas por impago del alquiler de su casa habitual

07.06.2017 | 01:36
El teniente de alcalde dando a conocer la nueva iniciativa.
El Ayuntamiento de Palma aprobará en la junta de gobierno que se celebrará hoy una propuesta de convenio a suscribir con los bancos con el fin de captar viviendas vacías para dar respuesta a las familias deshauciadas por el impago del alquiler de su vivienda habitual.

En estos momentos, según explicó el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Antoni Noguera, las familias afectadas por los desahucios hipotecarias son realojadas habitualmente ya sea en la misma casa o en una vivienda distinta de las puestas a disposición por las entidades bancarias. De esta forma, a través de la oficina antidesahucios del Ayuntamiento de Palma se han gestionando 70 viviendas de estas características.

No obstante, las familias que han perdido sus casas por el impago del alquiler tienen más problemas para encontrar una vivienda alternativa. Por ello, se ha ideado este programa de captación de pisos vacíos de las entidades financieras, similar al de Palma Habitada, aunque va a ser gestionado directamente por la oficina antidesahucios de Cort.

Las viviendas captadas van a ponerse a disposición de las familias en riesgo de exclusión social, en peligro de ser desahuciadas o con dificultades de encontrar una vivienda a un precio asequible con sus ingresos ante el incremento de los precios de alquiler.

El futuro alcalde de la ciudad insistió en que el acceso a la vivienda "se ha convertido en uno de los principales problemas de Palma y de las principales ciudades europeas" y destacó la "importante labor realizada por la oficina antidesahucios desde principios de esta legislatura", que ha conseguido que 700 familias mantengan su vivienda o puedan acceder a otra con un precio de alquiler social. Con el nuevo convenio, se prevé que las entidades bancarias que se adhieran pongan a disposición de la oficina antidesahucios viviendas vacías y libres de cargas, mientras que la administración municipal evaluará la situación social de los posibles inquilinos.

El acuerdo de alquiler será de tres años, con posibles prórrogas anuales posteriores. Los precios de alquiler deben oscilar entre los 150 y 400 euros mensuales y no pueden superar el 30% de los ingresos familiares. Al igual que en el programa de Palma Habitada, el Ayuntamiento da una serie de garantías a las entidades que alquilen sus pisos por lo que se refiere a daños y posibles impagos.

Según Noguera, se prevé mantener una reunión con las entidades bancarias con el fin de darles a conocer este nuevo programa, aunque aseguró que "algunas ya han mostrado su interés"

El teniente de alcalde confía en que los pisos que se puedan adherir a este programa, además de los 70 destinados a alquiler social que ya dispone la oficina, supongan un mayor dinamismo para evitar que más familias pierdan su vivienda. Noguera afirmó que cada vez que una familia acude a la oficina a punto de perder su vivienda y sale con una solución "es una victoria y, de momento, hemos conseguido casi 700 victorias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine