arca denuncia la inminente desaparición de una casa, situada en la calle Dinamarca y construida en 1935. La asociación había solicitado a Cort su protección, ya que es una de las primeras residencias de veraneo en Sant Agustí, sin embargo, la gerencia de urbanismo ha aprobado su demolición.