18 de febrero de 2017
18.02.2017
Club Marítimo

Puertos mantiene su intención de asumir la gestión de los amarres del Molinar

La Autoridad Portuaria rechaza la posibilidad del rescate de la concesión y está dispuesta a estudiar la propuesta que haga el club

18.02.2017 | 00:05
La Autoridad Portuaria de Balears (APB) mantiene su intención de asumir la gestión de los amarres del puerto deportivo del Molinar cuando, en marzo de 2018, finalice la concesión de que disfruta en estos momentos el Club Marítimo, y siempre que previamente no se haya llegado a un acuerdo que garantice el mantenimiento de las instalaciones actuales sin ampliaciones.

La renuncia por parte del club al macroproyecto de ampliación y su intención de presentar en los próximos días una propuesta que haga posible el mantenimiento de esta entidad centenaria, ha supuesto la desconvocatoria del consejo de administración extraordinario convocado por la APB el próximo lunes en el que se debía rechazar esta propuesta.

"La renuncia al macroproyecto y el anuncio de que presentarán una nueva propuesta para renovar la concesión abre un nuevo escenario", según manifestaron fuentes de la APB, aunque no se quisieron pronunciar sobre el futuro de estas instalaciones de conocer la oferta del club.

Desde el Ayuntamiento de Palma, el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Memoria Histórica, Antoni Noguera, manifestó que en este punto el equipo de gobierno va a apoyar la decisión que adopte la Autoridad Portuaria.

No obstante, recordó que el Ayuntamiento exigirá que, sea cual sea la solución que finalmente se adopte, no suponga la ampliación de las instalaciones actuales, que se garantice la continuidad del paseo, además de la rehabilitación del actual edificio social del Club, que ha sido incluido en el precatálogo municipal.

La Autoridad Portuaria también ha descartado la posibilidad de "rescatar la concesión" puesto que, para ello, se debería abrir un complicado proceso administrativo que, probablemente, no se habrá resuelto en marzo del próximo año, fecha en la que finaliza la concesión de la gestión al Club Marítimo.

Descartado el rescate, cuando finalice la concesión, se abren tres posibilidades. En primer lugar, la Autoridad Portuaria podría convocar un concurso en el que se podrían poner una serie de condiciones para la obtención de la nueva concesión.

En este caso no garantiza que el Club Marítimo lo gane, puesto que se podrían presentar más ofertas, aunque entre las condiciones se incluya la no ampliación del puerto, entre otras.

Otra posibilidad consiste en la confrontación de ideas. En este caso, a partir de una propuesta particular (que podría ser del club) se abre un proceso en el que se pueden presentar otras ofertas de empresas, entidades o particulares. En este caso, que también la Autoridad Portuaria ha descartado, no se garantiza que el resultado final sea el del mantenimiento del Port Petit.

Posible acuerdo

Finalmente, solo queda la opción escogida por los responsables de la Autoridad Portuaria, consistente en la recuperación de la concesión cuando ésta finalice. En este caso, además, se abre la posibilidad de que si en el año que queda de concesión se llega a un acuerdo con los responsables del Club, se zanjará la cuestión antes de marzo del próximo año.

En cualquier caso, la propuesta del presidente de la APB, Joan Gual de Torrella, realizada en julio del año pasado, y que se mantiene en pie, consiste en no renovar la concesión de la explotación de los amarres al Club Marítimo del Molinar de Llevant, asumir la rehabilitación sin ninguna ampliación, mantener los amarres para los usuarios titulares actuales y garantizar la continuidad social de la entidad, cediendo una parte de las instalaciones para que puedan continuar con su actividad náutica social.

Esta solución es apoyada también por la Plataforma Al Molinar Por Petit, aunque piden una mayor celeridad con el fin de parar el deterioro de las instalaciones. De hecho, esta entidad, tras celebrar la retirada del proyecto por parte del Club, anunció ayer que van a solicitar una reunión con la Autoridad Portuaria de Balears con el fin de conocer con detalle la situación.

Afirmaron que quieren participar en futuras decisiones y pedirán a la APB que "agilice los trámites para la rehabilitación definitiva del puerto centenario; es decir, que se blinde ante cualquier posible proyecto futuro de ampliación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine