16 de febrero de 2017
16.02.2017

Cort instalará un pavimento que absorbe la contaminación en una calle de Santa Catalina

Las baldosas absorben los óxidos de nitrógeno y de carbono y los convierten en compuestos no contaminantes

16.02.2017 | 13:07
Cort instalará un pavimento que absorbe la contaminación en una calle de Santa Catalina
El Ayuntamiento de Palma instalará baldosas ecológicas en la calle Mir de Santa Catalina. Se trata de una vía de 900 metros cuadrados que va a ser peatonalizada con las obras de mejora que está ejecutando departamento de Parques y Jardines.

El pavimento que se va a colocar en esta calle lleva integrado un compuesto que,  con la luz solar,  produce una reacción de oxidación similar a la fotosíntesis de los vegetales, y convierte los óxidos de nitrógeno y de carbono, producidos por la combustión de la gasolina y el gasoil de los vehículos y que son altamente contaminantes, en nitratos y carbonatos, compuestos que se depositan en el suelo y posteriormente son arrastrados por la lluvia  y que incluso pueden ser beneficiosos para las plantas.

Estas "baldosas ecológicas" tienen un precio similar a las normales, por lo que el proyecto de peatonalización de la calle no se verá notablemente incrementado por su instalación. 

El producto descontaminante asociado a las baldosas tiene una vida media de 25 años y se ha instalado en ciudades como Madrid, en las obras realizadas en las plazas Ruiz Picasso, Central y Carlos Trias Beltrán, del barrio de Tetuán. 

En Palma, según explicó el concejal de Infraestructuras, Rodrigo Andrés Romero, se va a instalar en esta calle de Santa Catalina como prueba piloto y, en el caso de que los resultados sean los esperados, no se descarta que se utilicen en la peatonalización de futuras vías o la ejecución de ejes cívicos.

Desde principios de febrero, Infraestructuras está ejecutando obras de mejora en la barriada de Santa Catalina que incluyen los alrededores de la Iglesia, la calle Sant Magí y Mir, por un importe de casi 700.000 euros.

 En estos momentos la empresa adjudicataria está realizando las obras en las aceras de la manzana que da al templo, que ocupan una superficie de 930 metros cuadrados. Posteriormente, se ejecutará el resto del trazado de la calle de Sant Magi previsto, una actuación que afecta a otros 238 metros cuadrados de aceras y, finalmente, se procederá a la peatonalización de la calle Mir.

El alcalde, José Hila, acompañado por el concejal de Infraestructuras, Rodrigo Andrés Romero, ha visitado esta mañana las obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine