23 de noviembre de 2016
23.11.2016

Emaya destinará 60.000 euros al año para evitar cortes de agua a 1.000 familias

Según ha explicado la regidora, el objetivo es evitar los cortes de agua, pero en el caso de que ya se hayan producido el servicio podrá recuperarse en un máximo de 24 horas

23.11.2016 | 13:12

Emaya reservará 60.000 euros anuales para atender a unas 1.000 familias de Palma en situación de vulnerabilidad social que no puedan asumir sus facturas de la empresa municipal por cuestiones económicas, con el fin de evitar el corte del suministro de agua.

La presidenta de Emaya y portavoz del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, y la regidora de Bienestar y Derechos Sociales, Mercé Borràs, han informado en rueda de prensa de que la junta de gobierno ha aprobado hoy un convenio entre el consistorio y la empresa municipal en este sentido.

El acuerdo, que Truyol y Borràs han calificado de "un pasó más" en la lucha contra la pobreza energética, colabora en la declaración de incobrables de los servicios de Emaya a familias y usuarios de Bienestar Social.

Hasta ahora la concejalía de Bienestar Social asumía las facturas de luz y agua de las familias que no podían pagarlas, por lo que a través del convenio Emaya asumirá parte de ellas, lo que en la práctica supondrá un incremento de las ayudas urgentes de esta regiduría, que destinará 4 millones de euros el próximo año a este concepto.

Borràs ha informado de que en los nueve primeros meses del año se han otorgado ayudas a 1.242 personas, lo que representa unos 170.000 euros, con el fin de evitar cortes de luz y agua.

Según ha explicado la regidora, el objetivo es evitar los cortes de agua, pero en el caso de que ya se hayan producido el servicio podrá recuperarse en un máximo de 24 horas.

Truyol ha especificado que el Ayuntamiento tiene claro el objetivo de garantizar el suministro de los servicios a todas las familias y en especial a las de mayor vulnerabilidad.

Por ello, Emaya ya realiza bonificaciones a todas las familias con ingresos inferiores a los 950 euros.

El convenio permitirá diferenciar las ayudas que se tienen que entregar, ya que actualmente Bienestar Social asume de forma conjunta las de luz y agua.

La presidenta de Emaya ha apelado también a la corresponsabilidad de las empresas eléctricas para combatir la pobreza energética.

En otro tema, Truyol ha informado de la decisión del Ayuntamiento de Palma de personarse ante un recurso contencioso administrativo que ha interpuesto el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en contra de una instrucción de Cort.

En concreto, en contra de una acuerdo de la junta de gobierno de Palma en la que se realizar una instrucción para la introducción de cláusulas sociales, medioambientales y lingüísticas en la contratación pública.

En el recurso el Ministerio indica que el Ayuntamiento de Palma no tiene competencias para definir la contratación; sin embargo, Cort precisa que se trata de una instrucción, que son recomendaciones.

La portavoz municipal ha detallado que ya prepara documentación y que ha decidido actuar porque considera este recurso "un ataque" a la competencia municipal que busca "implicar a la sociedad en responsabilidad social, medioambiental y lingüística".

"Haremos un seguimiento especial porque nos preocupa que el Ministerio no tenga otro trabajo que poner recursos contra los ayuntamientos que trabajan por el bienestar de todos", ha incidido Truyol.

"La última palabra la tiene la mesa de contratación", ha explicado la regidora, para detallar que el consistorio realiza solo una instrucción con las recomendaciones consensuadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!