Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El viento arrancó dos placas de la fachada

La constructora Acciona procedió ayer por la mañana a la recolocación y al repaso del resto de las láminas de aluminio desprendidas situadas en el frente que da al mar del edificio en obras

Una de las piezas desprendidas de la fachada por el fuerte viento.

Una de las piezas desprendidas de la fachada por el fuerte viento. B. Ramon

Máxima preocupación entre los responsables del Palacio de Congresos. Las fuertes rachas de viento que alcanzaron velocidades de más de 80 kilómetros por hora arrancaron dos placas de aluminio de la fachada que da al mar del recinto congresual en obras.

Si bien en un primer momento se informó de que se habían desprendido dos placas de la cubierta, que ocupan una superficie de 10 metros cuadrados, fuentes de la sociedad pública que promueve el recinto congresual afirmaron que se trata de dos láminas de aluminio de la fachada de una superficie de 30 por 100 centímetros, situadas en el borde que toca la cubierta, de ahí la posible confusión inicial sobre la afectación.

A primera hora de la mañana los operarios de la constructora Acciona procedieron a su arreglo y a la recolocación de las piezas desprendidas.

No se descarta que el viento afectara a más elementos de la fachada, aunque no llegaran a desprenderse. Prueba de ello es que ayer los operarios de Acciona procedieron a la retirada, desde la cubierta del edificio, de piezas de aluminio mucho más grandes que las anteriores con una superficie de unos siete metros cuadrados. Si bien se asegura desde la sociedad Palau de Congressos, promotora del complejo congresual y del hotel anexo, que este desprendimiento no afecta a la estructura del inmueble, ya que se trata de piezas de acabado, se ha solicitado un informe completo a la dirección facultativa de la obra que dirige el arquitecto navarro Patxi Mangado. Además de la recolocación de las dos piezas desde la gerencia de Palau se ordenó que se repase el resto de elementos que conforman la fachada.

Pese a lo anterior, la preocupación es máxima entre los responsables de la sociedad pública que promueve el recinto congresual y el hotel anexo, por cuanto, si bien las obras aún no han sido recepcionadas, se está en la recta final para su acabado, con la previsión de dar por finalizados los trabajos el 27 de este mes.

El desprendimiento se produjo en una noche en la que los bomberos realizaron decenas de servicios a lo largo de la ciudad como consecuencia de la caída de 10 árboles o ramas y 20 objetos. Los incidentes prosiguieron a lo largo del día de ayer.

Compartir el artículo

stats