30 de abril de 2015
30.04.2015
Tribunales

La instaladora de la recogida neumática, condenada a pagar 18,7 millones a Emaya

Tras la sentencia, dada a conocer ayer, la empresa municipal procederá a la retirada de los buzones de recogida, inutilizados desde mayo de 2012

29.04.2015 | 22:19
Desde mayo de 2012 junto a los buzones de recogida neumática inutilizados se han instalado contenedores tradicionales.

1998/2015: Una inversión de 26,6 millones

  • Agosto de 1998: Convocan un concurso para redactar el proyecto y ejecutar las obras

    Emaya convocó un concurso público para elaborar una propuesta y ejecutar los trabajos para la implantación del sistema de recogida neumática de basuras.
     
  • Noviembre de 2002: Entra en funcionamiento la primera fase del sistema

    Joan Fageda y María Crespo inauguraron el primer sector de recogida, que comenzó a funcionar en período de pruebas en la barriada de sa Gerreria.
     
  • Finales de 2005: Comienza a funcionar la segunda fase del proyecto

    Ya con el mandato de Catalina Cirer, se ejecuta la segunda fase del sistema y, a finales de 2005, se pone en funcionamiento, que suma 321 buzones de recogida.
     
  • Entre 2005 y 2012: Emaya se hace cargo de todo el mantenimiento

    A partir de 2005 Emaya se hizo cargo del mantenimiento del sistema. Hasta este momento se encargaba de este trabajo Envac, una de las empresas instaladoras.
     
  • 16 de mayo de 2012: La red de tuberías colapsa y queda fuera de servicio

    Una avería en el último tramo de la red que conecta con la central, provoca que el sistema quede fuera de servicio. Después se comprueba que los fallos son generalizados.
     
  • Enero de 2013: Cort aprueba por unanimidad interponer una demanda judicial

    En enero de 2013, a propuesta del PSOE, el pleno  aprueba demandar judicialmente a la instaladora. La propuesta es aprobada en diciembre por el consejo de administración de  Emaya.
     
  • 17 de julio de 2014: Emaya presenta la demanda ante el juzgado y reclama 26,6 millones

    La empresa municipal presenta la demanda ante el juzgado y pide una indemnización de 26,6 millones. También remite documentación a la Fiscalía.
     
  • 29 de abril de 2015: Condenan a la instaladora a pagar a Emaya 18,7 millones

    El titular del juzgado de primera instancia número 22 de Palma condena a la instaladora a indemnizar a Emaya con 18,7 millones por incumplimiento del contrato.

Ahora sí. Tras la sentencia que condena a la instaladora del sistema de recogida neumática de basuras a indemnizar a Emaya con 18,7 millones por incumplimiento de contrato, la empresa municipal va a proceder a la retirada de los buzones en desuso desde mayo de 2012. El teniente de alcalde de Infraestructuras y presidente de Emaya, Andreu Garau, confirmó ayer este hecho, indicando que la retirada de las más de 317 bocas de recogida de basuras se iniciará "por los lugares más sensibles" para la imagen de la ciudad, como pueden ser la plaza de Santa Eulàlia o las inmediaciones del palau de la Almudaina.

El coste de la retirada de buzones es de 189.000 euros, la oferta más barata de las tres que se presentaron al concurso convocado.

La sentencia del juzgado de primera instancia número 22 condena a Envac Iberia y a Urbaser, empresas que proyectaron, construyeron e instalaron el sistema de recogida neumática en el centro de la ciudad, al pago de una indemnización de 18,7 millones por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales.

En concreto, el fallo señala que el sistema fue construido para que tuviera una vida útil de 30 años. No obstante, a los 10 colapsó, sin que, en fase de juicio, se hayan podido determinar las causas. No obstante, el presidente de la empresa municipal, indicó que el juez hace suyos los argumentos de Emaya, en el sentido de que el sistema "fue mal proyectado y mal ejecutado", dando como resultado que su vida útil fuera de solo un tercio de la asegurada en el contrato inicial.

A la cifra de 18,7 millones hay que sumar, según la sentencia, el Índice de precios Industriales más 446.208 euros. A esta cantidad hay que restar 1.165.263 euros, correspondiente a la valoración de la parte de la instalación subsistente, y lo que haya percibido Emaya por la ejecución del aval de 240.000 euros constituido a su favor. A la cifra final hay que sumar además los intereses devengados desde la fecha de interposición de la demanda, en julio de 2014.

Perspectiva de cobro

De esta forma, la cifra resultante de la indemnización que debe percibir Emaya es de 17,9 millones, una cantidad que el presidente de la Empresa considera que se podrá cobrar probablemente a lo largo del próximo mandato.

Al respecto, hay que tener en cuenta que la sentencia no es firme, ya que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial en un plazo de 20 días. Recurso que ya ha sido confirmado Envac Iberia, una de las empresas instaladoras.

La recogida neumática de basuras entró en funcionamiento en una primera fase en una parte del centro histórico de la ciudad en 2002. En 2005 comenzó a funcionar la segunda fase. La inversión total, incluyendo la construcción de la central de recogida, supuso un gasto de 26,6 millones, 12,2 aportados por la Unión Europea en concepto de subvención.

Diez años después, en mayo de 2012, el sistema colapsó debido, según Emaya, a la corrosión generalizada que afecta a la práctica totalidad de las tuberías.

Las instaladoras rechazaron que la corrosión les sea imputable y sostienen que es debida a una incorrecta operación de la red y a un deficiente mantenimiento preventivo y correctivo, del que se encarga Emaya desde 2005.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!