"De enero a octubre, la criminalidad ha descendido un 1'64% en Palma, y un 4'31% en la Playa de Palma", informó ayer Teresa Palmer, delegada del Gobierno quien, junto al alcalde de Palma Mateo Isern presentó ayer el nuevo Plan de Coordinación Policial y de Seguridad para maximizar la coordinación entre Policía Local, Nacional y Guardia Civil durante la Junta Local de Seguridad Ciudadana. Este plan, que empieza a practicarse hoy, supone una "cooperación más estrecha y eficiente", dijo Isern, y es "un aspecto indispensable para mejorar la seguridad ciudadana", añadió.

Palmer incidió en el caso de la Playa de Palma, donde hay grupos de trabajo específicos, y donde "la criminalidad también se ha reducido un 4'31% de enero a octubre". Por lo tanto, se incluyen los meses álgidos de la temporada y nos encontramos ante "una reducción de la criminalidad en un contexto de mucha población".