02 de agosto de 2014
02.08.2014

Los demonios vencen a brujas y monjas en el ´correfoc´ del Molinar

Más de mil personas acuden al aquelarre del Portitxolet en el que los diablos jugaron con los miembros del coro gay

02.08.2014 | 00:59
Los demonios lanzan fuego durante el correfoc en la playa del Portitxolet.

­Ni las brujas ni las monjas. Nadie pudo superar el poder de los demonios, que anoche se proclamaron vencedores de un animado correfoc en la playa del Portitxolet. Los 120 actores y músicos fueron arropados por un nutrido público. Más de mil personas asistieron al espectáculo teatral y pirotécnico, que se prolongó hasta la una de la madrugada.

Los cuarenta integrantes del Mallorca Gay Men´s Chorus fueron la gran novedad del correfoc. Abrieron la noche en procesión desde la plaza de la Font vestidos de monja y con bermudas. Los problemas de sonido deslucieron el arranque. En realidad una de las monjas era una bruja. La malvada hechicera dirigió un aquelarre compuesto por actrices y actores de la ESADIB.

La bruja buscó un sacrificio humano. Trató de quemar a una joven en un caldero, aunque el tiro le salió por la culata. La chica se convirtió en diablo, gracias a la aparición de otros cincuenta demonios de la colla organizadora (Kinfumfà, del Molinar) y las colles invitadas de Dimonis a Lloure y Dimonis Sonats.

Con la llegada de los diablos se produjo la explosión de fuego, humo y colores. La espectacularidad del correfoc de anoche se plasmó no solo en la dramaturgia, sino también en los efectos visuales. Casi diez kilos de pirotecnia fueron usados durante la noche.

Los demonios rodearon a los brujos, asustaron a las monjas y comenzaron a hacer de las suyas entre el público. Sustos, gritos y petardos acompañaron a la batucada. Una hora después, los brujos, acorralados, dieron el aquelarre por perdido. El público, en cambio, aplaudió y celebró las llamaradas festivas de los malignos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!