24 de junio de 2014
24.06.2014

El jardín de Natzaret abrirá al público la semana que viene

El recinto, declarado bien de interés cultural, se podrá visitar libremente de lunes a viernes de 10 a 14 horas

24.06.2014 | 06:30
­Los jardines de Natzaret ya tienen fecha de apertura al público. Fuentes del Consell de Mallorca aseguran que será la semana que viene cuando este espacio verde con influencias del clasicismo, el romanticismo y el modernismo comience a recibir visitas libremente. Hasta ahora solo se permitía el acceso a grupos que lo hubieran concertado previamente.

Según el plan de visitas aprobado por la institución insular para el recinto, que está declarado como bien de interés cultural desde 2004, el horario de apertura será de lunes a viernes de 10 a 14 horas.

Aunque el Consell de Mallorca anunció en febrero una "apertura inminente", han tardado cuatro meses en pulir detalles para poder recibir visitas. No obstante, todavía el parque no está listo al cien por cien.

Según pudo constatar ayer este diario, aún no se han instalado los paneles informativos que explican a los visitantes las estrictas reglas del interior del parque. Se prevé la colocación de un pequeño cartel informativo junto a la puerta de entrada más cercana a la discoteca Pachá, que será el único acceso abierto para el público.

El Consell ha contratado desde hace dos semanas a un vigilante de seguridad que se encargará de velar por el buen uso de los jardines de Natzaret. Dentro del recinto no se podrá correr, ni jugar, ni comer o beber, ni pasear animales, ni ir en bicicleta o monopatín, ni fumar, ni caminar con tacones.

También está prevista la instalación de una pequeña barrera en las escaleras de acceso para evitar que los jóvenes retocen o hagan botellón en la parte alta de la escalinata, que queda oculta desde el paseo. Es frecuente encontrar los lunes basura que dejan quienes se han escondido allí para consumir alcohol.

El departamento de Medio Ambiente intentó poner carteles sobre la tipología de cada planta, aunque el área de Patrimonio lo impidió para preservar al máximo el jardín en su estado original.

La entrada ha sido limpiada de malas hierbas en las últimas semanas. Además, hace un mes se taló un pino que formaba parte del recinto protegido por motivos de seguridad. El ejemplar estaba inclinado y existía riesgo de que cayera encima de la discoteca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!