­El Ayuntamiento de Palma ha adjudicado desde 2013 un total de 70 viviendas a familias que han sido desahuciadas por los bancos o que han perdido sus casas por no poder pagar la hipoteca o el alquiler de la vivienda que ocupaban. El teniente de alcalde de Urbanismo de Cort, Jesús Valls, explicó que el nuevo programa de Palma Habitada ha proporcionado 43 casas a estas familias, mientras que del Patronat Municipal de l´Habitatge, que cuenta con un parque de 340 casas, se han destinado un total de 38. Valls insistió en que "estamos dando soluciones a todas las familias de las cuales el Ayuntamiento tiene constancia de su situación." Asimismo, explicó que el alcalde se ha reunido ya con seis entidades financieras y le han informado "que no están desahuciando a familias, aunque matizó que puede que se estén ejecutando hipotecas". En la misma línea, las entidades bancarias que se han reunido con Isern le han asegurado que no tienen constancia de que adeude cuotas a las comunidades de propietarios.