­Los jardines de La Misericòrdia fueron ayer el escenario de "El Jardí Màgic. El dissabte llegim i ens divertim a La Misericòrdia", un proyecto cultural del Consell de Mallorca dirigido especialmente al público infantil y familiar que se celebrará con periodicidad quincenal.

Catalina Sureda, directora insular de Cultura y Patrimonio, presentó ayer el primero de estos espectáculos, la narración de Damià el bufó, y la representación de Cercavila Fantàstica a cargo del grupo Animacirc.

Esta primera edición del cuentacuentos contó con numerosa presencia de niños y padres se aprovecharon el buen tiempo.