20 de mayo de 2014
20.05.2014

Més pide que se catalogue y proteja la pista del velódromo de Tirador

El grupo econacionalista quiere que también se preserve el edificio el Templet, obra de Gaspar Bennazar

20.05.2014 | 06:50
En el interior del velódromo se han habilitado pistas deportivas.
­El grupo municipal Més per Palma quiere que la pista del antiguo velódromo de Tirador, así como el edificio anexo conocido como el Templet, obra del arquitecto Gaspar Bennazar, se cataloguen y, en consecuencia, no sean pasto de la piqueta, tal como está previsto en el Plan General, ya que estos terrenos deben pasar a formar pate de la futura Cuña Verde.

Los econacionalistas han presentado una proposición para que sea debatida en el próximo pleno municipal en la que recuerdan que estas instalaciones forman parte de la historia deportiva de la ciudad.

Al respecto, aseguran que la pista es la más antigua de España que aún se conserva, con 110 años. Fue promovida por la sociedad Veloz Sport Balear y fue inaugurada durante las ferias y fiestas de la ciudad el 10 de agosto de 1903. En 1918 el arquitecto Gaspar Bennazar Moner construyó la nueva sede social de la entidad al lado del velódromo, un edificio con planta de templete, popularmente denominada es xalet. Por tanto, este edificio tiene 96 años.

Las instalaciones estuvieron a punto de desaparecer en 1964 con el proyecto de cubrimiento del torrente de sa Riera propuesto por el alcalde Máximo Alomar, finalmente descartado. En los años 70, ya muy degradado, surgieron proyectos de reconstrucción con la colaboración de la federación española o balear de ciclismo, aunque no se concretó ninguno por su elevado coste.

El siguiente más antiguo entre las instalaciones homologadas es el de Tortosa, que data de 1943. El de Campos data de 1935, aunque se trata de unas instalaciones mucho más modestas.

El hecho de que la pista sea maciza ha evitado que se mantenga prácticamente en su integridad, pese a los 40 años de abandono a los que ha sido sometida. Desde el grupo municipal Més recuerdan asimismo que en el interior de la pista se jugaron, en 1903, los primeros partidos de fútbol. Desde los años 40 en una parte de la pista interior también se jugó al basquet.

El hecho de que Palma cuente con dos pistas de ciclismo (el Palma Arena y la de Son Moix) hace que no sea preciso reconstruir la del Tirador para darle esta utilidad, aunque consideran que se trata de "una pieza de patrimonio ciclista única en el mundo, ya que ningún otro se mantiene como hace un siglo".

Afirman asimismo que la preservación de estas instalaciones es incompatible con su integración en la Cuña Verde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!