19 de febrero de 2014
19.02.2014

Los jardines de Natzaret abrirán al público durante cuatro horas al día

Patrimonio aprobó ayer esta iniciativa que permitirá el paso a esta zona declarada Bien de Interés Cultural

19.02.2014 | 06:30
Los jardines permiten vistas desde El Terreno al mar.
Los jardines y el huerto de Natzaret –en el barrio del Terreno– se abrirán al público en breve, gracias a un acuerdo aprobado ayer por la comisión de Patrimonio del Consell de Mallorca. Este espacio verde (con influencias del clasicismo, el romanticismo y el modernismo) se podrá ver de forma gratuita durante cuatro horas diarias: de lunes a viernes de 10 a 14 horas. El Consell no concretó la fecha de apertura de los jardines de la finca del Terreno, aunque fuentes del organismo insular afirmaron que será inminente. Hasta ahora solo se podían ver con reserva previa.

La institución insular también ha aprobado las estrictas normas que regirán el comportamiento de los visitantes: dentro del recinto no se podrá correr, ni jugar, ni comer o beber, ni pasear animales, ni ir en bicicleta o monopatín, ni fumar, ni caminar con tacones. Un vigilante de seguridad contratado por el Consell se encargará de velar por el correcto disfrute de los jardines. Además, habrá personal disponible para realizar visitas guiadas a la instalación. El acceso se realizará a través de la avenida de Joan Miró. Solo estará abierta la barrera de la zona este, para no interferir en las actividades de la Fundació Natzaret.

Protegido desde 2004
La finca data de 1784. Dio nombre a la barriada palmesana del Terreno y fue propiedad del Cardenal Despuig. No obstante, la zona verde se construyó entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del siglo XX. El valor patrimonial del jardín y el huerto –que se sitúa entre la discoteca Pachá y la dársena de Can Barberà– se debe a que su tipología es única en Ciutat. Esta conformado por arriates de formas curvas y paredes de piedra, que además gozan de unas vistas privilegiadas a la bahía de Palma.

En marzo de 2004 fueron declarados bien de interés cultural en la categoría de jardín histórico, lo que implica habilitar un régimen de visitas al público. En el expediente para proteger el terreno, los expertos recordaron que "la dársena de Can Barberà y el jardín de Natzaret son dos de los motivos paisajísticos más reproducidos por los pintores de final del siglo XIX y han conformado la imagen de Palma". Y agregaron: "De los jardines que había en las casas que bordeaban el mar en toda la bahía de Palma, los de Natzaret son los únicos que hoy en día se pueden contemplar y por tanto constituyen una de las escasas muestras que nos quedan de la arquitectura del paisaje del siglo XIX y principios del XX".

El 2006 el Consell firmó un convenio con la Fundació Natzaret –que es la propietaria del espacio– en el que cedía el uso de los jardines a la institución insular por un plazo de 25 años. Después de restaurar los bancales y realizar las obras de ajardinamiento, en 2011 se abrió el público solo para visitas guiadas con reserva. El acuerdo aprobado ayer por los responsables insulares de Patrimonio Histórico supone que cualquier ciudadano podrá pasear libremente por este mirador del Mediterráneo, al menos, hasta el año 2031.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!