El teniente de alcalde de Turismo del Ayuntamiento de Palma, Álvaro Gijón, matizó ayer el apoyo incondicional que hizo el pasado lunes el alcalde, Mateo Isern, a la ubicación del nuevo casino en la zona turística en detrimento de la propuesta presentada por el Teatre Balear, situado en el centro de la ciudad, y manifestó que, si finalmente se concede por parte del Govern la licencia en esta última ubicación también beneficiará al municipio y, en concreto, a los hoteles urbanos.

Insistió, no obstante, sobre la bondad de la ubicación en la Platja de Palma, puesto que "si en 20 años en esta zona turística no se ha construido un hotel de cinco estrellas y ahora hay la posibilidad de que se instale con el casino, es una oportunidad única".

Por su parte la gerente de la Federación Hotelera de Mallorca, Inma de Benito, manifestó que su entidad no tiene nada que decir sobre esta cuestión hasta que se haya tomado la decisión parte de la conselleria de Economía del Govern.