26 de junio de 2013
26.06.2013
Polémica

Cort responsabiliza a los voluntarios de repartir los alimentos en mal estado

La concejala de Servicios Sociales no se explica cómo el pasado viernes llegó pan mohoso a la asociación de ses Veles para ser repartido entre los necesitados

26.06.2013 | 11:50
La concejala de Servicios Sociales del ayuntamiento de Palma, Ana Ferriol, responsabilizó a los voluntarios que trabajan en el programa Aliments en Xarxa dependiente de Cort de repartir alimentos en mal estado. La concejala se mostró perpleja de que el pasado viernes llegase pan mohoso a la asociación de ses Veles, para ser entregado a las familias con escasos recursos.

La concejala indicó que los voluntarios de las asociaciones adheridas a la red "saben" que "no deben servir alimentos que se encuentren en mal estado, sean o no perecederos".

Ferriol hizo ayer estas declaraciones a raíz de la información publicada por este periódico el domingo pasado en la que Gabriel Huguet, de la asociación de vecinos de ses Veles, denunciaba que el viernes habían recibido una remesa de pan en malas condiciones, mohoso, y en algunos casos mordisqueado. El pan se iba a repartir entre las familias con problemas económicos que acuden cada semana al Casal Joan Alcover.

Huguet explicó que habitualmente el Ayuntamiento no les suministra alimentos perecederos, aunque, de forma excepcional, desde Servicios Sociales les comunicaron el jueves que, por problemas de carestía de productos, de forma puntual y excepcional, el viernes dispondrían de partidas de pan para repartir, que sustituiría a otros productos no perecederos de los cuáles carecían esta semana.

Ana Ferriol confirmó que habitualmente los alimentos que se reparten no son perecederos, aunque en esta ocasión tenían una oferta de 180 panes procedente de una panificadora que decidieron aceptar y, en consecuencia, avisaron a los centros.

Primera clasificación
La concejala no se explica lo que pudo pasar con el reparto, y pidió por ello disculpas, puesto que aseguró que la empresa que se encarga de la distribución de las viandas a las asociaciones adheridas al programa hizo una primera selección cuando acudió a recoger los 180 panes.

De todas formas, Ferriol insistió en que, pese a esta primera selección, los voluntarios de la red saben que no deben repartir ningún producto que se les suministre que consideren en mal estado, sea perecedero o no. Algo que, por otra parte, no ocurrió en Can Alcover, puesto que los voluntarios apartaron las bolsas de pan en mal estado y no lo dieron a las familias demandantes.

Asimismo, explicó que este pan también fue repartido a otras tres entidades colaboradoras integradas en la Xarxa, sin que se hubiera producido ningún problema.

La concejala también manifestó su extrañeza por el hecho de que en Servicios Sociales el pasado lunes sólo se hubiera recibido un correo de la asociación de ses Veles comunicando que varias familias no habían acudido a recibir los alimentos y con el pedido de suministros para la próxima semana, sin mención alguna a la comida en mal estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!