06 de marzo de 2013
06.03.2013

Rebautizan las calles de sa Gerreria

El barrio amanece con una propuesta toponímica alternativa bajo los letreros oficiales de las vías

06.03.2013 | 06:30
Rebautizan las calles de sa Gerreria
Si algún turista, despistado o desconocedor de sa Gerreria buscaba ayer una calle del barrio, seguramente tuvo dudas sobre qué letrero leer. Bajo cada placa oficial de mármol, aparecieron por la mañana carteles con la misma tipografía e incluso con dibujos de los tornillos que los sujetan a la pared. La diferencia sustancial es que los topónimos distan mucho de parecerse, pero este bautismo alternativo está provocando curiosidad y más de una sonrisa en quienes lo leen. Pocos saben a qué es debido el cambio –que obviamente no cuenta con la autorización de la comisión de toponimia del Ayuntamiento–, aunque el autor ha logrado su objetivo de captar la atención, porque es llamativo que la plaza d´en Coll –antigua calle de sa Carnisseria d´amunt– se convierta al amanecer en la plaza del aperitivo del domingo, como se puede leer.
Otros topónimos de nuevo cuño curiosos son la calle de la buena educación (Llotgeta), la plaza de renovarse o morir (la plaza de la Quartera), la calle del amor sin medida (Corderia) y la del amor incondicional (la dels Hostals), la calle del cine (Can Porquet), la de la igualdad (Pes del Formatge), la calle sin salida (Can Arboç), la de la democracia participativa (Miracle) y la calle del foraster, en referencia a la de Can Espanyol.
Desde la asociación de vecinos Canamunt aseguran que ellos no han sido, aunque sospechan de dónde puede venir la original campaña. También dice no saber nada el portavoz de los bares que conforman la Ruta Martiana, situada precisamente en estas calles. Si no hay más novedades, queda en manos de los curiosos averiguar, por las pistas de varios topónimos, quién es el ideólogo de los nuevos letreros.
Las de renovarse o morir y el aperitivo del domingo pueden conducir hacia una dirección; las calles con amor llevan a otros pensamientos y las que hablan de igualdad, democracia y Estado del Bienestar vuelven a dar un giro toponímico. Puede que no haya ninguna explicación y se trate de un juego de alguien que se inspiró tras ver la repercusión que provocó la sustitución de la Rambla dels Ducs de Palma.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!