Los grupos socialista y del PSM-IV-EXM, en la oposición en el Ayuntamiento de Palma, han acusado hoy al alcalde, Mateo Isern, de mentir al decir que no sube los impuestos y no efectúa recortes sociales y de "exprimir" a los palmesanos con el proyecto de presupuestos de la ciudad para 2013 presentado ayer.

La portavoz socialista, Aina Calvo, ha denunciado el "escandaloso" recorte social que suponen las cuentas, con un descenso de las partidas del 8,08 % en Bienestar Social, el 21,91 % en Educación y el 17,3 % en Promoción Económica, ha informado el PSIB en un comunicado.

Según Calvo, "la afirmación del alcalde de que se mantienen las prestaciones sociales es tan falsa como sus prometidas de congelación de impuestos", por lo que ha pedido a Isern que se la explique a quienes han dejado de recibir servicios como la escuela de adultos, el programa de refuerzo escolar o las ayudas a los libros de texto.

También ha recordado la supresión del servicio de orientación laboral de Palma Activa, el cierre de casales de barrio y de jóvenes y el desmantelamiento del programa de educadores familiares.

"Los presupuestos del Ayuntamiento de Palma para 2013 confirman que los ciudadanos pagarán más dinero para recibir menos servicios y confirman que estamos ante una mayoría absoluta con una absoluta falta de sensibilidad social", ha criticado.

La portavoz socialista considera que estos presupuestos han descubierto "la cara cínica" de Isern que, "después de abofetear a los ciudadanos con la subida del IBI de este año, pretende que estén contentos y agradecidos el año que viene porque en vez de dos bofetadas se llevarán sólo una".

Calvo ha reclamado el mantenimiento del gasto social y de educación en los presupuestos, la congelación de tasas y precios públicos y medidas de promoción de la ocupación, que centrarán las propuestas socialistas en el debate de las cuentas.

Ha lamentado además que Isern haya renunciado a reclamar al Govern la inversión por la Ley de Capitalidad que le corresponde a Palma y le ha acusado de "hacer creer que es diferente" cuando "no hace nada más que lo que manda su partido: recortar".

También el portavoz del grupo municipal PSM-IV-ExM, Antoni Verger ha acusado al gobierno de "servilismo" con las directrices del PP de Madrid y ha criticado el "hachazo" en materia social.

Verger ha defendido que hay alternativas para no recortar y ha propuesto un aumento del coeficiente específico del IBI para grandes superficies comerciales, grandes empresas y grandes establecimientos hosteleros hasta el tipo máximo del 1,1% (ahora es del 0'775 %), lo que permitiría recaudar 10 millones.

La coalición propone además aplicar un recargo del 50% del IBI a aquellas viviendas que estén vacías para conseguir el doble objetivo de hacer aflorar pisos desocupados y movilizar el parque de viviendas y recaudar 5 millones y aumentar las tasas para licencias de obra superiores a 200.000 o 500.000 euros para recabar otros 20 millones.

Verger ha señalado que estas medidas podrían evitar el descenso de partidas presupuestarias como Bienestar Social, Educación, Igualdad, Vivienda, Palma Activa, Movilidad o Juventud.

En opinión de Verger, "Isern prioriza los bancos ante las personas" ya que destina un 15 % del presupuesto, 55 millones, a pagar a pagar deuda. "La política del PP exprime a los ciudadanos y degrada los servicios municipales para poder salvar a los bancos", afirma.

Esquerra Unida también ha acusado a Isern de "mentir descaradamente" al decir que se prestarán los mismos servicios con menos dinero y que no se incrementará la presión fiscal por encima del IPC.