Varias entidades empresariales pertenecientes a la patronal CAEB se plantean presentar un recurso contra la revisión catastral realizada por el ayuntamiento de Palma que supone un incremento de un 78 por ciento en los próximos diez años y en muchos casos una duplicación del recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears anima a sus asociados a impugnar los nuevos valores catastrales porque las notificaciones enviadas por Cort pueden contener errores teniendo en cuentra la experiencia de otras revisiones. Desde la patronal critican que solo se disponga de un mes para presentar alegaciones a partir del momento en que reciben la notificación.

El presidente de esta patronal, Josep Oliver, asegura que el momento elegido para realizar la revisión es "inoportuno" y "muy gravoso" para la actividad empresarial. Oliver sostiene que en algunos casos el cambio catastral del inmueble supera al valor real. Por ese motivo recomienda a los empresarios que analicen de forma exhaustiva con los expertos la comunicación administrativa enviada por Cort. La patronal empresarial ha puesto en manos de sus servicios jurídicos la revisión catastral ya que se podría presentar un recurso por la vía contencioso administrativa.

Los nuevos cálculos de lo que valen las viviendas sirven para definir el recibo de la contribución urbana que los ciudadanos pagan cada año. La confederación empresarial balear recuerda que las circunstancias actuales del mercado han cambiado y las entidades bancarias rebajan el valor de los activos inmobiliarios. Los valores catastrales que se aprueben se aplicarán en los próximos diez años. En algunos casos el aumento está por encima de la media anual del 7,8 por ciento.

El último examen realizado por el Ayuntamiento de Palma a los inmuebles de Ciutat se llevó a cabo hace 16 años cuando lo preceptivo es realizarlo cada diez años. El equipo de gobierno de Aina Calvo decidió congelar la revisión catastral debido a la situación de crisis económica.