El equipo de gobierno del ayuntamiento de Palma ha decidido suprimir el Patronat Municipal d´Il.luminació Ornamental, que se encargaba de la instalación de las luces navideñas, entre otros cometidos, con el fin de evitar duplicidades con el departamento de Infraestructuras.

La decisión se ha adoptado en el transcurso de la reunión del consejo rector de este organismo que preside el teniente de alcalde de Infraestructuras, Sebastià Sansó. La medida cuenta con la conformidad de las patronales del pequeño comercio, Afedeco y Pimeco, que formaban parte del consejo rector.

Desde hace años la función del patronato era meramente residual, puesto que los comercios ya no aportaban cuotas para sufragar las luces de Navidad. El gerente se integrará en la administración muncipal como personal laboral.