22 de junio de 2012
22.06.2012

El Segundo Cinturón contempla accesos de Son Ferriol a Son Llàtzer

Cort rechaza instar al Consell a ejecutar dos pasos peatonales alegando que la via conectora los prevé

22.06.2012 | 08:30
Son Ferriol reivindica accesos seguros a Son Llàtzer.
­La comisión informativa de Infraestructuras dictaminó ayer desfavorablemente una proposición del grupo municipal del PSM-IV-ExM en la que el pleno del ayuntamiento de Palma insta al Consell de Mallorca a ejecutar "con absoluta prioridad accesos al pueblo de Son Ferriol hasta el hospital de Son Llàtzer".
El teniente de alcalde de Infraestructuras de Cort, Sebastià Sansó, explicó el voto negativo del equipo de gobierno a esta propuesta porque, en el proyecto del Segundo Cinturón o Vía Conectora que está a punto de ejecutar el Consell de Mallorca con fondos procedentes del convenio de carreteras, "se prevé la ejecución de dos pasos peatonales, uno a la altura de la carretera de Manacor y otro en las inmediaciones de la carretera vieja de Sineu".
El tramo de aproximadamente de 300 metros de la carretera de Manacor que separa Son Ferriol de su hospital de referencia, según Sansó, queda como "absolutamente residual", por lo que se refiere al tráfico rodado cuando se haya ejecutado el desdoblamiento previsto, por el que, según el teniente de alcalde, incluso podrán circular bicicletas sin ningún problema. En la carretera de Sineu se prevé una acera que permita con un paso elevado que permita el acceso a las dependencias hospitalarias sin problemas.
Sansó recordó que el grupo municipal del PP, estando en la oposición, había planteado al anterior equipo de gobierno la necesidad de ejecutar estos dos accesos, aunque la proposición no prosperó ya que contó con el voto en contra del anterior equipo de gobierno, en el que estaban "los antepasados del señor Verger", en alusión al grupo municipal del Bloc, integrado, además de por el PSM, por EU-Els Verds.
El portavoz ecosocialista puso en duda que finalmente se ejecuten estos pasos peatonales, puesto que dependen de la ejecución de un tramo del Segundo Cinturón que no está en estos momentos en proceso de licitación y que, además, depende de la aportación económica de 150 millones del Gobierno central, que "en cualquier momento pude decidir no dar".
El equipo de gobierno también rechazó instar al Consell a que ejecute un paso peatonal y carril bici a lo largo de la calle Pere Sans Garau de Son Sardina, que une la rotonda de Can Moreno, situada en la carretera de Valldemossa, con la de entrada al pueblo por la calle Passatemps. Sansó alegó que esta actuación no es posible por su elevado coste (500.000 euros).
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!