01 de mayo de 2012
01.05.2012

Cort ampliará la calle Aragón con un carril desde Son Rullan

Este tramo situado a la altura de las viviendas militares es estrecho lo que provoca problemas de tráfico

01.05.2012 | 08:30
Las viviendas de Son Rullan se preservan.
Los problemas de tráfico y atascos que se producen en la calle Aragón, a la altura de la urbanización de viviendas militares de Son Rullan, se solucionarán a través de la ampliación de esta vía con un nuevo carril de circulación.
La gerencia de Urbanismo celebrada ayer aprobó la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para incorporar este conjunto de casas pertenecientes al Ministerio de Defensa a la trama urbana de la ciudad. En 2010 el ayuntamiento de Palma firmó un protocolo con Defensa que establecía que Cort pagaría las obras de urbanización del tramo correspondiente a la calle Aragón que se ensanchará mientras que el Instituto para la Vivienda de las Fuerzas Armadas, adscrito al Ministerio, costearía esos trabajos en los viales interiores de esta colonia. Consistirán en la mejora los servicios básicos como las aceras, el alcantarillado y el alumbrado.
Cort todavía desconoce lo que costarán las obras de ampliación de la calle Aragón porque el proyecto debe pasar primero por la junta de gobierno y después por su aprobación provisional y definitiva en el pleno municipal. Este proceso administrativo podría durar medio año. Junto a la urbanización de Son Rullan hay un solar con un huerto que invade la calle Aragón lo que provoca congestiones de tráfico porque la vía no queda uniforme ni lineal. Las obras que ejecute Cort permitirán darle continuidad con la ampliación de un carril.

Limita la edificabilidad
El grupo municipal socialista recuerda que el Plan General de 1998 preveía la eliminación de las 120 viviendas de esta colonia para cuadruplicar la edificabilidad y posibilitar la construcción de 400 casas nuevas. En la pasada legislatura el equipo de gobierno de Aina Calvo firmó un protocolo con Defensa para preservar estas viviendas y la tipología de las construcciones, que datan de los años cincuenta, y evitar el derribo. Por eso la modificación del Plan General aprobada ayer impide añadir una altura más a estas casas. Este documento establece que Defensa cederá las calles y las plazas reformadas a la ciudad y las obras tendrán un coste cercano al millón de euros. Las 120 viviendas son propiedad del Ministerio y este acuerdo permite venderlas a sus ocupantes. Los residentes de Son Rullan tienen dificultades para cruzar la calle Aragón con el fin de acceder al PAC porque existe un muro que podrá derribarse con la ampliación de esta vía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!