02 de abril de 2012
02.04.2012
Concurso

El concurso para gestionar el Palacio de Congresos queda desierto

Ninguna empresa se ha presentado al concurso por lo que han convocado otro rebajando las condiciones de explotación

03.04.2012 | 01:17
Ninguna empresa se ha presentado al concurso para la explotación del Palacio de Congresos de Palma, cuyo plazo termina hoy, por lo que la entidad ha decidido convocar uno nuevo rebajando sus términos económicos para conseguir que lo gestione una compañía "de primer nivel".

El gerente del Palacio de Congresos de la capital balear, Ignacio Jiménez, ha informado hoy en una rueda de prensa del resultado del concurso, que estaba convocado por un canon inicial de 11,5 millones de euros más 1,5 millones anuales, unos mínimos económicos que ha calificado de "excesivamente ambiciosos" y que impedían a las empresas obtener rentabilidad.

Jiménez ha asegurado que esta noticia no es una "sorpresa" para la sociedad, pero ha explicado que tres empresas locales y una internacional han mostrado su interés "real y claro" en el proyecto, lo que da "tranquilidad" a la entidad de que hay interesados en explotar el proyecto.

Ha indicado que después de que hoy a las 14.00 horas acabara el plazo y el concurso quedara desierto, se ha decidido convocar el 13 de este mes un consejo extraordinario de administración de Palacio de Congresos de Palma S.A. para aprobar los nuevos términos, que afectarán exclusivamente a las condiciones económicas.

De esta manera, el día 16 se publicará el nuevo concurso y se dará un mes para la presentación de ofertas, por lo que se espera que en mayo esté resuelta la adjudicación, algo más de un mes después de lo planeado, una demora que ha considerado "perfectamente asumible".

Este nuevo concurso forma parte de lo que Jiménez ha calificado como un "plan de actuación" para solventar el problema, en atención a que el concurso inicial no se atenía a la actual situación económica.

La prioridad de la entidad es ahora, según ha explicado, adjudicar la explotación a una empresa "de primer nivel", de lo que se ha mostrado seguro en los términos del nuevo pliego de condiciones.

Aunque no ha querido detallar los cambios hasta que el nuevo concurso esté publicado, el gerente ha afirmado que los 40 años de concesión no se variarán.

Ha explicado que la necesidad de convocar un nuevo concurso no afectará para nada al ritmo de las obras ni a su fecha de finalización, que sigue siendo marzo de 2013, y ha considerado que a pesar de que las condiciones del nuevo son "menos exigentes", el retorno de la inversión pública en esta infraestructura se produce sobre todo por su capacidad de generación de actividad económica una vez esté en funcionamiento.

A este respecto, ha recordado que el alcalde de Palma, Mateu Isern, cifró este beneficio económico, proveniente del comercio, la hostelería y la restauración, en 50 millones de euros anuales.

La cantidad invertida por el Ayuntamiento de Palma y el Govern balear en esta infraestructura (113 millones, de los que están pendientes de pago 72) no se cubrirá por tanto con el dinero de la concesión de su explotación, pero esto era algo que ya ocurría con el concurso que acaba hoy, ha apuntado el gerente.

En cuanto a las obras, ha informado de que se desarrollan al ritmo previsto y que actualmente trabajan en ellas 210 personas, con lo que en mayo estará completamente acabada la fachada y ya se verá su aspecto exterior.

En junio, ha relatado, se terminarán las habitaciones del hotel, cuyos baños ya están finalizados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!