Estar en misa y repicando

Hay un viejo refrán que asegura que no se puede estar en misa y, al mismo tiempo, repicando. Algo similar es lo que, a juicio de la presidenta del Consorcio de la Platja de Palma y consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, quiere hacer el PP en la Platja de Palma.

Retirada y cambio

Eso interpretan también la comisionada del Gobierno central, Margarita Nájera, y el responsable de Urbanismo de este Organismo, Joseba Dañobeitia cuando, analizando la alegación presentada por el PP, leen, en su frontispicio, la exigencia de retirada del Plan. No obstante, acto seguido, los conservadores detallan un rosario de puntos que, a su juicio, hay que cambiar.

Sin fecha para el consenso

En esta ocasión la consellera Barceló no se ha atrevido a dar una fecha, ni siquiera aproximada, de cuando puede estar listo el nuevo documento urbanístico para iniciar la nueva exposición al público. No obstante, aunque no se diga expresamente, a no ser que ocurra algo parecido a un milagro, probablemente no volverá a caer en la trampa de creerse lo que digan y aseguren sus contrincantes políticos, y más en plena campaña electoral.

No hay tantos cambios

En el fondo, el acuerdo adoptado ayer no es radicalmente distinto al que ya se había anunciado en septiembre: que se aceptarían modificaciones sustanciales, se expondría el plan nuevamente al público y, en consecuencia, la aprobación definitiva no podría producirse hasta después de las elecciones municipales y autonómicas. La anterior hoja de ruta tenía el inconveniente de que la segunda exposición al público del documento urbanístico coincidiría con la campaña electoral para las elecciones locales y autonómicas. Con el nuevo calendario, todo queda al albur de algo tan etéreo como es alcanzar el consenso político y social. De todas formas, en estos momentos y si no hay un cambio radical, es más que probable que hasta después de las elecciones no se hable más de la propuesta urbanística.

Un hotel afectado

Según el Consorcio, sólo un hotel había solicitado realizar obras de reconversión y tenía la licencia paralizada por la suspensión.